viernes, 22 de junio de 2007

Vergüencita

El otro día en la caja de Jumbo, no tenía el documento para que comprobaran que yo era la misma persona cuyo nombre aparecía en la tarjeta de débito. intento convencer a la cajera y a la supervisora con un par de chistes y sonrisas, pero nada. al final me doy cuenta de que tengo un carnet de prensa encima -vencido- que me dieron cuando cursé la maestría. pero como tenía foto me lo aceptaron. cuando salgo del supermercado con mi hija, ella me dice:
-Mamá, nunca más hagas eso. Me dio vergüenza.
-¿Qué cosa?
-Eso. Vos te reías y ellas te miraban serias. No se reían de tus chistes. Me dio vergüenza.

1 comentario:

Rosario dijo...

JAAAAAAAAAAAAAAAAAAA Estoy segura de que eso me va a pasar a mi ! Segurisima!!!! Me la paso hablandole a la gente en la calle, hago chistes... mis hijas la van a pasar mal !!! jajaja