miércoles, 31 de diciembre de 2008

My brother leaves to NZ

martes 30 de diciembre. hace 4 años estaba en la playa, embarazada de Renata. Ahora estoy despidiendo a Martín, mi hermano que se va al otro lado del mundo: Auckland. suena muy lejos.
por la mañana trabajo. cierro capítulos de un libro, escribo. de a ratos, veo diseños para mi primer tatuaje, con el que quiero recibir 2009. Me es facil ir siempre por la negativa: No estrellas, No angelitos, No flores ni corazones, No delfines, No letras chinas, ni nada tribal. me siento tentada a copiarle todos los tatuajes a Angelina, como ese de las coordenadas de dónde nacieron sus hijos (pongo la coordenada de la Suizo Argentina?) o esas imágenes con significado tailandés. Después me voy hacia las frases en latín. Hago una lista larga de las cuales me gustan, especialmente, tres:

-A bonis ad meliora
-Temps fugit
-Cela que tu fais, te fait

Pero después de pensarlo un rato, vuelvo a la primera opción: el nombre de una ciudad que para mí es como decir R con otras palabras y que concentra todo lo enamorado y joven y feliz que se puede ser y estar.
Al mediodía almuerzo con R y le muestro los diseños, pero no me ayuda. Dice que no le convence la tipografía, que es muy office. No le hago caso: a mí me gusta.
Trabajo un rato más y a la tarde me pasa a buscar para ir a la bond street. Empezamos mal. American Tatoo dice que está cerrando, que en la página está mal el horario y que tengo que esperar hasta el viernes (es decir hasta el 2009) porque el 31 no trabajan. Mi deseo de empezar el año con tatuaje se comienza a evaporar.
Voy hasta otro que se llama El Alemán y del que también me hablaron (pero de nuevo, cerrando). Luego de dar unas vueltas, terminamos en lo de McPio, un pibe con el pelo la mitad blanco y la mitad negro (y que le hizo un tatuaje a xuxa, mi gran ídola de la infancia). Primero me atiende un tatuador que no le pone onda, es obvio que se quiere ir a la casa: que el trazo es muy fino, que la tinta se va correr, que no va a quedar igual que en el papel. Me tira a menos 10. Cuando estoy por abandonar al local con un "lo voy a pensar mejor" me agarra McPio y me dice: ¡Yo te lo hago! Vení que primero te calco, tengo una aguja súper fina, te va a quedar genial (Y Rodrigo: Si te lo hace McPio te va a salir carísimo). Arreglamos un precio y me entrego. Lo hace y me gusta, también duele un poco, aunque no tanto como pensaba. Estás en manos del mejor tatuador del país, qué pulso, se autoelogia.
Me voy contenta con mi tatuaje a la cena pre-despedida de mi hermano. El vuelo se retrasó y en lugar de a las 3, sale a las 5 de la mañana. Va a ser una noche larga (y fue un día largo). La casa es un perfecto caos. Las chicas se entusiasman con mi tatuaje y se comienzan a tatuar con una bic azul nombres de ciudades por todo el cuerpo: Nueva York en el tobillo, Paris en la panza, Las Vegas en el brazo. Mi hermano cierra detalles, mi hermana (a días de parir su tercera hija) se arrastra hasta un sillón, el otro habla por teléfono con su mujer (tiene a la hija con fiebre), el quinto tiene un cumpleaños antes de ir a Ezeiza.
En la sobremesa hablamos de extraño de empezar a vivir la mayor parte del tiempo en días diferentes. Por ejemplo, a las 9 de la noche de acá, en NZ son las 12 del mediodía del día siguiente. Es como si mi hermano se fuera a vivir a nuestro futuro (Marty, Volvé del futuro!)
No sé si son los nervios o el exceso de coca, pero a valentina le dan unos espasmos bien fuertes en la panza y terminamos a la 1 y media en la guardia del Italiano. Finalmente, no es nada y la excursión nos ayuda a seguir estirando la noche y aguantar hasta las 3. Pequeñas siestas de algunos en los sillones, yo me entretengo con las chicas (seguimos con los tatuajes) y algo de tele.
A las 3 menos algo, partimos. La autopista vacía y cómo me gusta ir a Ezeiza, en especial cuando no soy yo la que viaja; me gusta despedir y recibir gente, el llanto de alegría y el de tristeza, la atmósfera de los aeropuertos, el amor en tránsito.
Después charlas, fotos, abrazos, llantos, en ese orden o en cualquier otro. 4 de la mañana, hora de embarcar.
Martín se va al futuro.
Nosotros volvemos por la autopista vacía.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Feliz navidad amigos

después de ver anoche, en el shopping Abasto, lo bajo que puede caer el ser humano por un descuento del 30% (corriendo a gente con tambores y promotoras para agarrar un cupón) he decidido tomarme estas visperas de nochebuena con calma. Escucho Bob Marley (un sedante natural), me imagino echada en la arena blanca de jamaica con un coco en la mano y preparo cosas ricas. Entre ellas una ensalada agridulce que se las trae: melón, palta, pollo, naranjas y jamón crudo. Espero que guste y si no gusta siempre puedo decir, a la Marty McFly, "creo que todavía no están listos para esto, pero sus hijos la van a amar".

viernes, 19 de diciembre de 2008

Ahora que se acerca

versión 2008 de esto

mejor libro: acá
peor libro: me aburrió Hidrografía doméstica (Gonzalo Castro)
personaje literario más adorable: Anacleto (Reflejos de un ojo dorado)
película tonta del año más divertida: Virgen a los 40 (es de otro año, pero la vi este)
película del año: El orfanato/Juno
peor película: La niebla
programa de tele más visto: no tengo más tele, lo reemplazo por serie: In treatment.
Restaurante del año: Mucho Sarkis, mucha pizza de Pekin. Me gustó Osaka.
Peor restaurante: hmm, Martita nos desilusionó, ya no es lo que era.
blog: El conejo.
comida del año: un ajiaco que me salió como la re puta madre, las carnes al horno de rodrigo, que se supera a sí mismo cada vez y espárragos en todas sus formas.
mejor compra del año (ropa): las sandalias color lima, éxito total.
mejor decisión del año: abandonar el consumo loco y comenzar a ahorrar un poco.
peor decisión del año: anotarme en el gimnasio (salvo las bicis y espasmódicas clases de reggaeton no lo usé como es debido).
hábito incorpado: fernet con coca light algunas noches.
disco más escuchado: los sountracks de juno y de Into the wild (Rise, de Eddie Vedder canción del año).
caso policial del año: el de la efedrina, pero me duró tres días. después lo dejé de seguir.
recital: believe or not, no fui absolutamente a ningún recital este año.
Obra de teatro: tampoco fui a ninguna. ya lo dije, el teatro no es para mí.
Tema de charla preferido: compatibilidades entre signos y campo/gobierno.

Espirituosa

alterno el tedio absoluto con la desesperación (absoluta) porque el tiempo se me va por un colador amarillo de plástico con agujeros muy grandes. no puedo retenerlo. de repente, enero, qué increíble todo el año por delante, de repente diciembre qué loco cómo se pasó el año. en el medio, casi nada.
desde que trabajo, todos los años se parecen y a veces me asusta no poder distinguir NI UN evento memorable de, por ponerte un ejemplo, 2006.
Balance 2008: bastante chongo. Eso sí: estabilidad a full, casi noventista. trabajo y amor. salud, hubo una recaídas y bastantes consultas médicas, infecciones varias. subí 5 kilos y eso no está bueno. Salió la antología y eso estuvo bueno. Me compré y me regalaron varios artefactos eléctronicos (dos computadoras, celular). Pocos viajes, no fuimos más lejos que Mar de las Pampas. Poca escritura, un poco más de trabajo en la tesis (tampoco mucho). Eso sí: las chicas crecen sanas y lindas y fuertes y en eso sí soy una agradecida.
Este es el típico post balance del año que odio escribir. onda catártico, a quien carajo le importa.
Para el año que viene se presentan algunas posibilidades de quebrar la rutina. No podemos obviar la CRISIS 2009, pero bueno, como dice hasta el libro de autoayuda más básico TODA CRISIS ES UNA OPORTUNIDAD.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Rapiditas

(a raíz de la pérdida del celular)

Rodrigo: "Nunca más le regalo nada material"
Papá: "Regalale un árbol"
Rodrigo: "Se le pudre"
Papá: "Bueno, entonces un cactus"

***

Cada vez entiendo más a los viejos.
El otro día, la enfermera con una jeringa en la mano: "Te va a doler un poquito". Yo: "Hmm, no creo, tuve dos partos naturales".

Como diría el amigo McCain ¡I have a record!

Y en eso consiste la vida. en tener un record cada vez más grande. hasta que llega un día en que no sabés dónde guardarlo. y entonces te morís.
Hora de aceptarlo. Soy una nueva descelularizada.
Me duró exactamente: 88 días.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Si me decís señora, no te compro nada

ayer, una de esas siestas nocturnas traicioneras. quince minutos y salgo, de diez menos cuarto a diez de la noche, en el sillón, solo cierro los ojos, apenitas.
pero me despierto a las 2, con el living a oscuras y abandonada, mi enamorado disfrutando de la imprevista soledad en la cama de dos plazas.
esto antes no me pasaba. he llegado a hacer una siesta de 2 y media a 3 y media de la mañana, ponerme la micromini roja las medias de red las botas, y salir rauda en un taxi en dirección a Caix para llegar en el minuto exacto en el que comienza lo mejor de la noche.

martes, 9 de diciembre de 2008

El aire de los tiempos

me compré un cuaderno de tapas duras y negras, hojas rayadas, gran espiral.
Prometo prolijidad, entradas con fecha, pocos tachones. La intención dura poco. La letra me sale horrible, no fluye, se traba, una y dos manos izquierdas.

Pienso nombres: de futuros hijos que no sé si voy a tener. y libros que no sé si voy a escribir.
Algo sé: me cansé de lo autorreferencial, de la primera persona, de las historias mínimas y microhistorias.
Quiero una GRAN historia; leerla, escribirla, da igual.

jueves, 4 de diciembre de 2008

Elementos archivados

"Qué mal que estaba ayer. Creo que me violaste, porque hoy cuando me levanté la bombacha estaba arriba de la almohada. Pero no me acuerdo de nada. ¿Qué hicimos puntualmente? Solo me acuerdo que te dije muchas veces que te amaba y que vos me dijiste que era una estupidez decirnos eso a esta edad".

De todos colores

Picos adrenalínicos de la infancia: platos de pan con manteca y mucho azucar, panqueques con dulce de leche que se desborda, patines de cuatro ruedas y pisos resbalosos, promesas de piletas, un plan para aguantar toda la noche despiertos y ver el amanacer, cruzar la medianera como cuerda floja y meternos en la casa en construcción, un balde lleno de bombitas de agua; bien grandes y de todos colores, chiquitas me hacen doler.

domingo, 30 de noviembre de 2008


Tenemos una hija de 10 años. No es increible?

viernes, 28 de noviembre de 2008

Cortenlá

qué onda esa gente que no para de preguntar: ¿y, para cuando el tercero? tenés que tener el varoncito. No es gracioso. El otro día me recontracalenté y le contesté a uno. A ver nene, ¿cuántos años tenés vos? 32 ¿y tu novia? 30. Bueno, yo a los 26 años ya tenía dos hijas (y esto significa: contracciones, parto natural, bebes de 3,5 kilos para arriba, cabezas de 36 cm de diámetro, dolor de espalda más inverosímil del mundo, caballos de tupac amarú galopando para lados contrarios y abriéndome el coxis, heridas, coseduras, cicatrices, puntos, pérdidas de sangre, paños, período de lactancia, depresiones postparto, etc etc). O sea, yo para los 26 ya había cumplido con Dios, la patria y los santos evangelios, colaborado con el futuro de la humanidad y del sistema de reparto.
La gente se obesiona. No soy una gallina ponedora, no voy a tener mis hijos, los tuyos y ls nuestros mientras el resto siempre privilegia el laburo, espera a comprarse la casa o a tener la experiencia de vivir en el exterior. Cortenlá, dinks del orto. tengan sus hijos y no me pregunten más cuando voy a tener el tercero.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

El público siempre se renueva

Calidad y cantidad. Quiero todo.

Es así

He decidido comenzar a llamar R mi enamorado. Primero, porque todo el mundo ya llama a sus maridos "mi marido" e incluso "mimarido" (puaj!!) y segundo porque me gusta esa petulancia de llamar a alguien mi enamorado.

en fin, porque marido tiene cualquiera; pero enamorados, no.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Un sándwich

La pregunta era estúpida, pero me divierte que me pongan a prueba. las entrevistas de trabajo, los psicotécnicos, las formulaciones engañosas y capciosas, es muy divertido. un juego.

-¿Si fueras una comida cuál serías?

-Un sándwich

-¿Un sándwich? ¿Por qué un sándwich?

-Porque es la comida más versatil que existe. Hay de todo lo que se te ocurra. Y se come con las manos, simple y directo. Nunca te puede aburrir.

No soy de lenta cocción, ni de preparación larga y rebuscada, ni tengo tantas capas. Lo que se ve es casi lo que es. Casi.(Todo esto lo pensé después, no lo dije en el momento). mucho tiempo después leí: Los sándwiches, como los diamantes, son para siempre. Los niños los aman. Son la más útil y, sin embargo, la más despreciada de las comidas.

También me preguntó qué escritor sería, que película y qué animal (en escritores dije Capote y en animal dije vaca, y ahí sí, con lo de vaca, me miró muy raro). Igual, me declaró apta y a mi futuro jefe le dijo algo así como "apenás entró, se apropió del espacio. tiene mucha personalidad, pero me cayó bien".

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Con resaltador

Entre tanta rutina peronista (de la casa al trabajo y del trabajo a casa) a veces pasa algo que merece contarse. en estas últimas semanas:

-intenté detener un auto de 1.500 kg con mis brazos (y fracasé, previsiblemente) (1)

-caminé 8 cuadras descalza por Almagro y los pies me quedaron negros (previsiblemente) (2)

-mi primer noviecito me contactó por Facebook, con un mensaje que decía: "Muchas veces me pregunté que habría sido de tu vida" (3)

-conocí muchos escritores en el filba y resolví que a los escritores es mejor no escucharlos hablar (4)

(1) Puede que este punto merezca un desarrollo más extenso. Sábado a la tarde, mucho sol, calorcito, mi amiga S me había invitado a su terraza a compartir unos mates (yo paso), litros de coca, tortas ricas de manzana y una larga charla hasta que saliera la luna. No pude decir que no. Allá fui con el volks, que lo mantengo nuevito, sin ningun toque, no es carro de lechero como el escort. En fin, estaciono en riglos, hago todo el operativo de seguridad (punto muerto, freno de mano, palanca en
el volanta, alarma) o creo hacerlo y me bajo. Apenas cierro la puerta, el auto me empieza a abandonar. Primero confío en que va a frenarse solo, pero enseguida me doy cuenta de que es una calle en bajada -muy- y el auto más próximo (un taxi) está a unos 10 metros. Mi primera reacción es hacer lo que debe hacer una persona racional: intento abrir la puerta con la alarma, meterme y accionar el freno de mano. Pero no controlo ya mis nervios y desesperada prendo y apago la alarma sin lograr abrir la puerta nunca. La segunda reacción es lanzarme a detener el auto, me cuelgo de costado, y mientras todos los conductores parados en el semáforo de Riglos miran cómo me encamino a la ruina, yo lo sigo intentando. No abandono la lucha hasta acompañar el golpe del auto contra el taxi. Igual la saco bastante barata, el Volks es fuerte y resiste. Por eso es el auto del pueblo.

(2) Puede que este punto también. Pero de forma más sintética. Voy a la facultad. Mi torpeza habitual hace un combo explosivo con las veredas de buenos aires. Me trago una baldosa floja y mi ojota verde con brillitos tan linda que me compré en un lugar que se llama pies de cenicienta queda malherida. su integridad pende literalmente de un hilo. camino despacio para que el mal no sea mayor. Logro llegar a la facultad y dar una muy buena clase sobre la oralidad secundaria en tiempos de internet (mucho ong, mucho mcluhan), pero cuando estoy volviendo, la ojota verde agononizante dice basta. Son las 10 de la noche, no hay zapaterías 24 horas y no me queda otra opción que sacarme la otra ojota y caminar descalza. 8 cuadras. Llego con los pies negros y recuerdo que cuando era chica, en Boedo (o en mi cuadra) se había puesto de moda andar descalza, a lo indio, cuanto más lejos te animaras a ir y más sucios tuvieras los pies, tanto mejor. Una moda rara. Igual no duró mucho, fue tan fugaz como la moda de coleccionar marquillas.

(3) Puede que éste no.

(4) Puede que éste tampoco

sábado, 15 de noviembre de 2008

Domingos al sol

Programa de domingo: limpiar la pileta del country. Sin cloro ni mantenimiento, lo obvio: el agua se pudrió. Es la pileta de la ciénaga y yo Graciela Borges, pero con el vaso lleno de coca-light. “Te sentás en el borde a tomar sol y a leer y cada tanto preguntas: ¿todo bien?”, me reprocha mi enamorado. No es tan cierto, pero démoselo por válido (tengo una reputación). Eso sí, él y mi papá cargan con la peor parte, cepillos, balde con detergente y a meter el cuerpo en la mugre. Los bichos salen fácil, pero las hojas no tanto, se pegan a las paredes y hay que refregar fuerte para despegarlas, es como hacer 80 flexiones de brazos, dice. Yo, mientras tanto, leo una entrevista a la escritora Muriel Spark, que me reconforta; tengo que ir de a partes, haciendo algo en el medio, como servirme coca o ir al baño o jugar con Renata, porque cuando algo me gusta mucho no lo tolero de corrido. Siempre me pasó. En una parte Spark dice que se dedicó a vivir su 20 y sus 30 y que recién a partir de su cuarta década comenzó a escribir. Estaba decidida a sacarme de adentro todas esas novelas que se habían ido acumulando en mí con el correr de los años. Me gusta mucho, porque no es muy racional, pero siento algo parecido. Que están ahí, por todo el cuerpo, acumuladas, esperando el momento justo, la alineación de planetas, para salir. También me identifico en lo de trabajar con la memoria; más que con el ingenio o la imaginación (carezco).

///

En algún momento, me siento mal por no colaborar y decido ayudar en algo: vos cepillá, yo manguereo, que es lo más divertido, pongo el dedo y así tiro más lejos; pero se necesita presión, no distancia, así que más cerca mejor, un rato y después cambiamos.

///

¿Siempre escuchan cumbia detrás del alambrado? ¿Aunque sea la hora de la siesta? ¿la cumbia les quita el sueño? A veces también se escuchan unos chamamés que ahí sí te dan ganas de salir y ponerte a bailar y hacer el grito del sapucay.
Como cuando vamos a comprar al pueblo, y siempre hay chicos jugando, andando en bicicleta, la familia tomando mate en el patio de adelante, un poco al sol y otro bajo la higuera; después volvés, pasás la guardia, y acá también hay chicos jugando y muchas bicicletas, pero no cumbias ni chamamés, la música viene siempre de atrás del alambrado.

///
La pileta queda impecable, y es justo que no me lleve ningún mérito. Sólo manguereé un rato hasta que pasó la novedad, di algunas indicaciones y fui a comprar unos víveres al clubhouse: gaseosa bien fría y biscochitos de los salados y los agridulces. En el fondo queda un resto de agua podrida. Primero pensamos en sacarla a baldazos, pero nos arrepentimos enseguida: prendemos el agua y empezamos a llenar, total después se mezcla lo sucio con lo limpio, se pone mucho cloro y el filtro también hace su trabajo.

Hoy leí

"Me fascinan las cosas de los dientes. La boca es el lugar de las palabras, el lugar de lo más evolucionado del pensamiento. Y dentro de un instrumento tan civilizado están los dientes, que son tan brutales y tan salvajes".
(Lucrecia Martel)

///

"Era linda, inoportuna y encantadora. La llevo hasta Lami, estacionó sobre la arena en un rincón secreto que conocía, a cincuenta metros del agua, y pasaron el resto de la madrugada cruzando los límites de su historia personal y del cuerpo del otro, retrocediendo en el instante justo antes de penetrar en experiencias sombrías o cometer algo que pudiese ser calificado de desubicado, para que no se desmoronase aquel estado de felicidad casi eufórica que vibraba en el interior del auto y parecía depender de un delicado equilibrio de factores".
(Daniel Galera, Manos de caballo)

jueves, 13 de noviembre de 2008

Rodeada

/y sí, es toda esta gente. la que toma mucho mate y se hace pis con todo lo que viene de Uruguay. Veranea en La Paloma o en Tilcara, está siempre yendo o o viniendo de alguna plaza, consulta rebelion.org, carga en el morral un ejemplar de las Venas Abiertas de Latinoámerica y, sobre todas las cosas, desprecia mucho mucho a Vargas Llosa/

miércoles, 12 de noviembre de 2008

domingo, 9 de noviembre de 2008

El orígen de todo o el Gran Sapo paraguayo

se supone que uno debe ir superando sus taras con los años. con algunas lo he logrado (ya no duermo con la luz prendida -o no todos los días), pero con otras es un poquito más complicado. conozco mucha otra gente que dice "a mí tampoco me gustan los sapos", pero creanme, mi tampoco me gustan es mucho más grande que cualquiera. mitampocomegustan es ENORME, es un arial 36.
si alguien me quiere matar, le doy una idea: sorprendame con un sapo hervido adentro de una de las ollas de teflón de mi cocina.
los sapos me violentan, me despiertan una furia incontrolable, un deseo de exterminio masivo, de no verte nunca más. los he padecido en la casa de mis primos en hurlingham, en donde se escondían todos achataditos debajo de un tronco, y en donde en las tardes de lluvia, desde la ventana del living, los veía saltar sacados de felicidad por todo el jardín. los he sufrido también en el club del banco hipotecario en Villa Celina, en las casas que alquilábamos los veranos en Miramar.
el morbo me ha llevado a acumular historias de todo tipo. la más truculenta: mi prima (la de hurlingham) se despierta en medio de una noche húmeda y calurosa y decide ir a tomar un poco de fresco. olvida calzarse. saliendo por la puerta de la cocina hay que bajar un escalón para acceder al jardín. camina con ímpetu, con prisa por sacarse el calor de encima. interrumpe su urgencia una masa fría y gelatinosa que se desarma bajo su pie apenas lo apoya en el pasto. nunca más olvida calzarse para salir al jardín.
Otra. Esta vez soy yo la protagonista. Es verano, me llevé phonetics de primer año, y estoy modulando para pronunciar cat diferente a cut. Mi madre me pasa a buscar con el auto -venimos escuchando Ricky Martin y esto lo recuerdo claramente-, yo me acomodo en el asiento del acompañante. casi estamos por llegar a mi casa de virrey liniers, cuando veo contra el vidrio una papada verdosa inflándose y desinflándose. grito como si hubiera visto un fantasma (eso dice después mi mamá)y la obligo a clavar el freno en el medio de la calle. bajo corriendo del auto y nunca sé (tampoco me lo pregunto hasta hoy) quién de mi familia libera al pobre sapo aprisionado por el limpiaparabrisas.
Un poco más grande, en Miramar, organizaba verdaderos operativos de logística para salir por las noches al boliche (siempre alquilabamos cerca del vivero y había muchos sapos): mandaba a mis amigas a hacer una recorrida previa, con linternas, y cuando me aseguraban que no había ninguno en las inmediaciones de la casa, recién me animaba a atravesar la puerta de calle.
No sé si algún día lo superaré y no sé tampoco de dónde viene la fobia. puedo arriesgar una hipótesis: hace un tiempo mi mamá me hizo acordar que cuando vivíamos en Paraguay (yo tenía unos 3 años y sólo tengo flashes), había en el jardín un sapo. sólo uno, pero era enorme. el sapo más grande que mi madre vio alguna vez; no lo sé con seguridad, sólo lo puedo intuir, pero creo que alguna vez tuve un Gran Encuentro con ese Gran Sapo paraguayo y ese fue el orígen de todo.

jueves, 6 de noviembre de 2008

Asociaciones

Ven, a los alcauciles no les entro. siempre me causaron rechazo y el otro día entendí porqué: me hacen acordar a los sapos (de mi particular relación con los sapos voy a hablar en el próximo post).

Buuuu




Fotos: Rodrigo

martes, 4 de noviembre de 2008

Sirena speedo

pongamos por caso que yo,
esther williams de los megatlones
sirena speedo
nado con mi impecable estilo espalda
por las aguas que surcan
el carril más lento
de esta piscina

y usted, hombre de pelo en pecho
de espaldas phelpsianas
de mil ríos
y oceanos batallados
en tardes frescas de primavera
nada por el mismo carril
pero en sentido contrario

puedo acaso suponer
sobre la evidencia irrefutable
que yo nado de espaldas y a ciegas
y usted de frente y con minúsculas antiparras
que nuestra colisión no fue un hecho fortuito e inesperado?

dejeme decirle, señor de espaldas profusas:
se le notó mucho el dolo
la intención
las ganas
de pedirme perdón

miércoles, 29 de octubre de 2008

29 de octubre 1995/29 de octubre 2008

Lo que recuerdo:
que disfrute minuto a a minuto todas las horas de la previa, que cuando llegué del colegio subí al techo con brea de mi casa a tomar un poco de sol, que me cambié enfrente del espejo de mi pieza escuchando esta canción e imitando a Mía Wallace, que me puse una remerita con rayas de muchos colores de Via Vai, un jean y mis botitas reebook negras, que no me puse perfume, que era nuestra segunda salida, que mi papá me preguntó ¿otra vez salís con ese chico?, que era un miércoles, que al otro día yo tenía que ir al colegio temprano.

Lo que no recuerdo:
dónde quedamos en encontrarnos, si en el 24hs de Perón o en la puerta del colegio, cómo rompimos el hielo, porqué terminamos en las escalinatas de Plaza Congreso, si me dijiste algo antes del primer beso o me lo diste de prepo.

lo de las manos, eso sí. me pedías la mano y ponías la tuya sobre la mía pero sin tocarla, a medio centimetro una de la otra. querías comprobar si había electricidad entre nosotros ¿hay energía o no? me preguntabas y yo me enojaba, porque la verdad es que tenía terror de que la descarga no te estuviera llegando de la misma forma que a mí.

después volvimos caminando por callao y nos metimos en el primer bar que encontramos, uno con tubos de luz fluorescentes y sillas con respaldo de cuerina marrón. pediste un cafe, pedí una coca, nunca te ofreciste a llevarme a mi casa; tampoco hablamos de salir otra vez ni de nada que tuviera que ver con el futuro.

martes, 28 de octubre de 2008

Limitadita

Acá estoy. Sigo comiendo espárragos, aunque parezca increíble. No voy a parar hasta terminar con todos los espárragos de la ciudad de buenos aires.

Tengo muchas otras cosas para contar, pero lo dejamos para después.

domingo, 26 de octubre de 2008

Onírica

Para mi colección de sueños eroticones.

Soñé que transaba con brad pitt. no me acuerdo de que venía la cosa, pero el resumen es: yo decía algo muy inteligente, y el no podía evitar besarme. lo loco es que no coordinabamos para nada. fue horrible. de hecho, me desperté por eso y pensando: come on brad, ponete las pilas, me han dado besos muuuuuucho mejores que éste.

jueves, 23 de octubre de 2008

El book

y de pronto me pregunto para qué estoy subiendo mis fotos, para que las mire quién, para que vea qué.
a quién le quiero demostrar qué.
es solo una porción minúscula de mi vida, la versión editada. en la versión borrador aparecen granos papadas panzas peores perfiles, empapelados con humedad, cortinas que no combinan con los sillones, camas deshechas, uñas con la pintura saltada.
Algo es real: no todo se hace público

lunes, 20 de octubre de 2008

Una sensación

¿Quieren saber como me siento? Como la que en el pan y queso para armar los equipos del quemado va quedando para el final y empieza a mirar a sus compañeras con cara de perro mojado para no ser la última última, por lo menos la anteúltima. Elijanme rápido.

Acoyte y Rivadavia

hoy me metí en el tunel del tiempo. o en una galería de acoyte y rivadavia que es casi decir lo mismo. desde los 17 años por lo menos que no pisaba una y creo recordar cuál fue el motivo de esa última excursión: un bolso blanco de Ef que me llevé a Los Angeles en mi viaje de reencuentro con Rodrigo.
Lo cierto es que, al igual que Belgrano, Caballito siempre fue un barrio que me pegó mal. depresión severa. pienso en josé maría moreno y me dan ganas de no levantarme de la cama, pienso en los negocios del fondo de esas galerías, los más pobres y oscuros, esos barcitos en donde alguna vez tomé una coca cuando iba con mi mamá a comprarme ropa y tengo ganas de llorar. pienso en primera junta y no....creo que en primera junta no puedo ni pensar.
cuando era chica, Boedo no era lo que es hoy, un barrio lleno de negocios, tiendas de chinos por todas partes, bares para turistas y mucha vida. Boedo era Casa Vivian, el café Dante, el cine Cuyo cada vez con menos asientos ocupados, la heladería Leoyak, tardes de siesta y negocios cerrados. Ante la evidente falta de opciones, Caballito se convertía entonces en nuestro centro, la zona a la que había que moverse para comprar regalos de navidad, hacer la compra anual de ropa o conseguir cosas que no se conseguían en Boedo.
Yo odiaba esas salidas, odiaba las galerías, sus luces blancas, comprarme ropa, el cafecito obligado, las bolsas arriba de las sillas, encontrarme con alguna compañerita del colegio y su mamá haciendo el mismo plan.
Al margen de estas excursiones no tenía otro vínculo con Caballito; mi hermana, en cambio, tenía amigas y novios en el barrio. Yo me movía por Boedo de chica y cuando fui adolescente -mis amigas vivían la mayoría en Once- nuestras actividades comenzaron a girar en torno al Alto Palermo, un lugar en el que prácticamente habíamos levantado un campamento. Nos quedábamos horas en el patio de comidas, dembulábamos por el drugstore, nos probabamos ropa que nunca íbamos a comprar, zapatos.
Si entrara hoy al Alto Palermo, también se sentiría como en el tunel del tiempo. Por eso, me tengo vedado el ingreso: hace años que no lo piso y no tengo ninguna intención en volver a hacerlo.
Así como no pego onda con Caballito o Belgrano, tengo una química notable con otros barrios, casi siempre del sur. Parque Patricios, por ejemplo. No conozco mucha gente ni tengo grandes historias vividas en sus calles (como si tengo en Once o en los alrededores del Congreso), pero cada vez que camino por ahí siento una conexión especial, como si hubiera vivido ahí en otra època (creo en la reencarnación), hay algo.
Hoy, cuando se me ocurrió escribir este post estaba esperando a una amiga para ir a nuestra primera clase de reggeaton. Lo seguí pensando mientras preseaba mami preseaba y te juro que creí que me iba a salir un post alegre, tan alegre como mi bamboleo de caderas, pero ahora que lo releo se me puso tristón. Las consecuencias de pensar demasiado en Acoyte y Rivadavia en el día de la fecha.

jueves, 16 de octubre de 2008

Un set

The breakfast club

Allison Reynolds: When you grow up, your heart dies.
John Bender: So, who cares?
Allison Reynolds: I care.

Aviso

no estoy para nada de acuerdo con en esa máxima tanguera de que los blogs ya no son lo que eran.

en todo caso no son los blogs, es uno. reconozco que nunca volví a sentir nada parecido por ningún blog como por los primeros que me gustaron, fueron como el amor adolescente. la primera lola, la primera laura, la primera chechus, nadie me maravilló como ellas con sus posts, su forma de usar el teclado.

pero insisto: no tiene nada que ver con ellas, ni con los blogs, ni con que todo tiempo pasado fue mejor. sólo tiene que ver con que ellas fueron las que me ayudaron a descubrir algo nuevo.

domingo, 12 de octubre de 2008

Wiki obsession


Annemarie Schwarzenbach

Súper

Por noches como las del viernes
muy orales
historias que no sabíamos el uno del otro
historias que si sabíamos y no nos importa volver a escuchar
pegó la nostalyí
bajar los grandes éxitos de supertramp
llorar porque me hace acordar mucho a mi infancia
y a mi papá
y él que me mira
y se le escapa un siempre pienso en vos
siempre estoy pensando en vos
pero no quiero que lo sepas
lo sepas
y te aproveches
son las 3 y contra todo pronóstico
ya no tenemos cansancio de viernes
es una de esas noches cuando
sabés exáctamente
te das cuenta
no mañana no después sino durante
de que es una noche de las que no te vas a olvidar
porque estás siendo feliz
no mañana no después sino durante

no siempre pasa

viernes, 10 de octubre de 2008

Lo que quiero contar

Puedo contar las cosas más tontas esta tarde.
Contar, por ejemplo, que desde que tengo 30 uso celular. Razón suficiente para que todo lo que todo lo que dije sobre lo estúpida que es la gente que usa celular haya caducado; no hay nada que me divierta más que ser contradictoria.
Puedo contar también que le estoy dando duro y parejo a los esparrágos ahora que se consiguen a 3,50 el paquete. O que me antojo con dulces a las 12 de la noche y me meto en la cocina a prepararme un crumble de manzana o unas palmeritas. Cosas que serían perfectamente comprensibles si estuviera embarazada pero como no es el caso, no.
Puedo contar también que cada cuento o novelita corta que termino de Carson McCullers -Reflejos en un ojo dorado, por caso- me deja en un estado de excitación febril tal que no puedo entender cómo pude vivir tantos años sin haber leído sus libros, cómo fue eso acaso posible.
O que el otro día estaba pensando que tengo una debilidad por los oficios/profesiones en extinción. Me hago periodista cuando el periodismo se está muriendo, intento convertirme en escritora cuando los libros -por lo menos los de ficción- ya no le interesan a nadie, me hago madre cuando lo que está de moda es "me encantan los chicos, pero no son lo mío".
Por último, puedo contar que el otro día estaban cambiando la cerámica del baño y me tuve que lavar la cabeza en la pileta de la cocina. Era algo que no hacía mucho tiempo, pero que enseguida sentí muy familiar. No se porqué pero en mi casa nos solíamos lavar la cabeza en la pileta de la cocina, no todos los días, pero de vez en cuando surgía un "agarrá la toalla y el shampoo y te lavo acá rapidito". Era algo que me gustaba. La toalla en el cuello, la cabeza boca abajo, la sangre que metía presión, las manos de mi mamá, hacer público un acto que suele ser privado. De cualquier manera, que otra persona me lave la cabeza -en la pileta de la cocina, en la bañadera, en la peluquería- es algo que me gusta.
Y eso es todo lo que quería contar.

lunes, 6 de octubre de 2008

El rock

"La historia del rock la hicieron los mártires, pero la música, que es la base de lanzamiento, el motor de combustible sólido, le debe todo a los Charlie Watts. La segunda línea del rock es la que vale, al final. La segunda línea siempre esta ahí, lista para salir a tocar".

(Mi nombre es Rufus, Juan Terranova)

El punk

"Hay una curva en el punk.Es la esquina del suicidio de Sid y Nancy. Pero hay que entenderlo bien ese suicidio. Primero, porque esta dentro de los amores destructivos. Segundo, porque no todos queremos o podernos suicidarnos. Entonces, seguimos vivos y sufrimos la energía centrífuga de la curva del punk. Esa curva que te saca del camino y te pone literalmente en otra parte¨.

(Mi nombres es Rufus, Juan Terranova)

Una letra perfecta

Esta.

Me hace reir, y después querer llorar, y de nuevo reir, y de nuevo querer llorar.

No es publicidad

Yo, al crac 2008, lo sigo por TP.

domingo, 5 de octubre de 2008

viernes, 3 de octubre de 2008

La canción es la misma

Me acuerdo que mi mamá se enojaba mucho cuando la invitaban a reuniones para venderle tuppers, ollas o productos de limpieza. Le molestaba que se usaran los nobles caminos de la amistad para hacer transitar intereses espurios y comerciales.

En cierta ocasión la acompañé. una amiga la habia invitado a la casa con la excusa de tomar el té. cuando llegamos, el departamento estaba repleto de perchas, vestidos y gente: una feria de ropa. Mi mamá compró un conjunto -lila- de compromiso y no volvió a hablarse con su amiga por mucho tiempo. Así de terminante es mi madre a veces.

A mi no me invitan a reuniones de ollas essen. Nadie cree realmente que pueda ser una potencial compradora, pero para este sábado me llegaron dos invitaciones del estilo: la primera, una feria de zapatos y sandalias primavera/verano, la segunda una reunión de tupper sex para comprar consoladores, vibradores, aceites y esencias.

Dos conclusiones:
Yo no soy tan terminante como mi madre
Como nos ha quemado el cerebro sex and the city

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Antiestadística

Suben y bajan las visitas del blog y no entiendo porqué. de la misma forma en que un día creo que estoy linda y nadie dice ni mu, y otra vez me visto como una matrona judia y no paran de gritarme chanchadas.
Igual con los libros y las películas, por más que se rompan el coco y dilapiden fortunas en estudios de mercado, nunca tienen la menor idea si un producto se va a vender o no.
Así vivimos: sumergidos en las leyes de la imprevisibilidad.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Al día

Ya sé dónde están todas las monedas que le faltan a la ciudad: en el fondo de mi cartera verde.

Hoy, mientras compraba mi almuerzo en el Price Leader, pasaron un tema que cantaba Gilda y me puse de buen humor al instante. Tu, tu me das la fuerza que se necesita para no marcharse/tu me das amor. Increible letra. En una parte dice: No se piensa en el verano cuando cae la nieve/deja que pase un momento y volveremos a querernos. De nuevo, increíble letra.

No tenía suficientes cosas por las que sentirme culpable (pagar y no ir al gimnasio, tener dos hijas y trabajar todo el día, tener que leer para la tesis y entretenerme con McCullers), que tuve que sumar una más: sentir culpa por no actualizar el blog. Lamentable.

Tengo unas ganas locas de comer esparrágos (pero no de pagar 8 pesos el paquete) y de hacer un curso básico de pastelería. Tiempo es lo que me falta, y cuando lo tengo, se me escurre por la ventanita del Google.

Creo que voy a volver a poner comentarios. Me cansé de hablar yo sola.

viernes, 12 de septiembre de 2008

Método

Estos días me encuentran muy productiva. Leo mucho, paso de McCullers a Houellebecq a Hebe Uhart a McLuhan. 60, 80 páginas por día. Tenemos dos o tres horas cada noche, después de que las chicas se van a dormir, y hay que aprovecharlas al máximo. Tomo un poco de fernet con coca light y me remonta, debería sumarle un par de aspirinas y ahí sí: no paro hasta plutón.

Mañanas

El martes me pongo una remerita nueva, muy bonita y sentadora. Me creo una bomba, pero cuando llego a la oficina mi compañera me hace notar que llevo colgando en la espalda la tarjeta de la marca, de proporciones considerables.

El miércoles, de camino también a la oficina, veo un chico con el sweater muy notoriamente al reves. Tiene la etiqueta de Yves Saint Laurent en la nuca. Pienso en decirle algo, él cruza de calle, lo miro, pero se me aleja, él vuelve a mirar, y creo que empieza a pensar que le estoy insinuando algo. Yo sólo quiero salvarlo del ridículo. Cuando empiezo a acelerar el paso para alcanzarlo y avisarle, me miro el saco y me doy cuenta de que yo también lo tengo al revés.

La pregunta es: ¿algún día llegaré despierta a la oficina?

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Un recreito

Le propongo que por estos meses pongamos la pareja en "stand by". ¿Qué es stand by para vos? "Estar juntos, pero no esperar nada del otro". En febrero, cuando cada uno termine con su tesis, sus últimas materias, sus cuentos, sus fotos, nos volvemos a encontrar.

yo creo que es perfectamente posible.

lunes, 8 de septiembre de 2008

La celebración

¡yo te avisé! es el cumpleaños mas largo del mundo. Tengo tanta energía que traigo la torta, me apago la luz, me canto y me aplaudo.

Más tarde, cuando algunos invitados ya se retiraron y los restos del sushi se empiezan a poner feítos sobre la mesa, mis amigas me piden, como tantas otras veces, que saque la Gran Caja de los Recuerdos. de alguna manera, me convertí en la protectora de nuestra memoria colectiva. tengo muchísimas fotos de Bariloche, agendas, cartas, entradas de boliches, papelitos con machetes.

Desparramo los álbumes de fotos sobre la mesa y al grito de "esto es prehistórico" abro mi Citanova bordó año 1993. leemos algunas entradas, nos reímos con los miles de Amadeos que hacíamos por día -ese juegito para saber con qué chico te tocaba matrimonio, con cuál amistad, con cuál deseo y así- y con las cartas de amor que nunca jamás mandábamos pero nos contentabamos con escribir. una amiga se entretiene leyendo y en un momento me dice "mirá, 25 de agosto de 1993. el día exacto en que cumplías la mitad de años que ahora".

Leo.

Cumplo 15 (¡que grande!)
No fui al colegio (ni a la mañana ni a la tarde). me levanté a las 12.30. después vino maría (charla) y luego se sumó olivia. se fueron a la tarde. me quede escuchando a los abuelos. vi jugate. vino marina (comprar guns). la tía me regaló una camisa y un sweater, mamá una guitarra. vinieron todos a comer, llamó pablo desde viedma. buenas y malas noticias. la pasé re bien. tiramos de la cintita. fotos.

jueves, 4 de septiembre de 2008

lunes, 1 de septiembre de 2008

Ukelele

O me ve gorda. O me quiere mucho. O las dos cosas. Siete y media de la tarde de un sábado, me arrastro al gimanasio sabiendo que en media hora cierran. Entro a la sala de musculación y los profes lindos me miran con odio porque ya están acomodando las pesitas para huir. Me subo a una bici y pedaleo 20 minutos, hago un gran esfuerzo porque preferiría estar tirada en la cama leyendo cuentos de McCullers, Lorrie Moore y hasta la revista Luz, para qué mentir. A las 8 y 10 estoy de vuelta en casa.
Él: Así no funciona. No vas nunca al gimnasio y cuando vas, volvés enseguida.
Yo: Es que ya estaba cerrando- me excuso
Él: Bueno, entonces, ponete de nuevo las zapatillas y andá a correr una hora.
Suena a orden y no tengo tiempo de rebelarme. Cumplo sin chistar. Me vuelvo a calzar y sólo le pido que me preste el mp3. Me gusta su música.
Salgo corriendo por Córdoba hacia la plaza más fea de la ciudad. Con los auriculares puestos y en remera a pesar de los 7 grados. El frío me hace dar cuenta de que estoy viva y escuchar está canción con el volumen al máximo, también.

viernes, 29 de agosto de 2008

Masimenos

de repente, todo tengo que escribirlo en formato lista.
buenas cosas de la semana:
-los tres libros que me regalaron mis compañeritas de taller (Mc Cullers, Bizzio y Casas)
-el fernetcola de Acabar
-la fainazeta de El mazacote
-quedarme anoche en casa después de cuatro días de estar comiendo afuera

malas cosas de la semana
-los idas y vueltas con la organización del cumple
-problemas de comunicación con mío marito
-que las maestras de renata piensen que soy un madre desastre porque un día me olvido el uniforme y al otro día la mochila

martes, 26 de agosto de 2008

Me hincha las bolas

los blogs que sólo admiten lectores invitados (y que no me invitan)
los blogs que no tienen fondo blanco
los blogs en los que va cambiando el tamaño de la letra
los blogs en los que usan varios colores para la tipografía

25/08

Luego de un día muy agotador, llegué a casa, me saqué las botas y escuché los mensajes. El primero de todos decía:
Este es un mensaje para Cecilia. La molestamos de pizzerias La Continental para recordarle que por su cumpleaños con una compra mínima de 7 pesos que realice le enviamos una muzzarella sin cargo. Si lo quiere solicitar, comuniquese a...

lunes, 25 de agosto de 2008

Ahora sí

Están ante una mujer de 30 años.

¿Qué como se siente? Genial. Y muy raro también. Casi fantástico.

***

Un saludo para mi mamá y mi papá que me criaron tan bien y con tanta libertad, a mi marido que me preparó un asadito con el vacío a punto y las mollejas más riquísimas del mundo, a mis hermanos que siempre me bajan a la tierra y me dicen pendeja pelotuda y nunca me hacen regalos, a mi hermana que es muy linda y muy valiente, al coro de primas más bonitas que me cantó el queloscumplásfeliz y vino corriendo a darme beso cuando dieron las doce, a todos los que me saludaron por mail, por mensaje, por teléfono, por facebook, etc, a mis amigas y compañeras de trabajo que me escuchan hace medio año romper las pelotas con el tema de los 30, a todos los lectores del blog que soportan desde hace medio año este gran monotema...

...y a todos los que me conocen

domingo, 24 de agosto de 2008

sábado, 23 de agosto de 2008

Todavía veinti

El impacto de los años puede medirse en el tiempo que te lleva tener una buena cara desde que te levantas. Cuando uno es adolescente, casi que despierta rozagante, nueva, con cara de biendormida. A medida que va pasando el tiempo no es tan fácil lograr un buen aspecto en tan corto tiempo (el tiempo entre que te levantás y te ves obligada a salir al mundo exterior) entonces tenés que recurrir a ayuda externa: tapaojeras, base liquida, un poco de rubor para reflejar un aspecto saludable. Esta ayuda externa va creciendo con los años, la base líquida se transforma en base sólida y después en revoque y el tapaojeras se usa para tapar algo más que ojeras. Luego llega un día, en que no importa cuanto maquillaje y cremas te eches encima, siempre parecerá que tuviste una mala noche.

jueves, 21 de agosto de 2008

No me cae

la gente muy susceptible
la gente que fuerza su simpatía
la gente que se ríe de sus propios chistes
la gente que se ríe exageradamente de los chistes de los demás
la gente que es simpática por escrito, pero no en persona
la gente paranoica, especialmente
la gente que se la pasa contando anécdotas
la gente que habla mucho de sus hijos

miércoles, 20 de agosto de 2008

Useful fact

Aunque se llame frappucino, Ice coffee o Capuchinice, no se dejen engañar: ¡es café frío!

martes, 19 de agosto de 2008

Sindical

En una de las mesas de afuera del Romario de fitz roy, ayer, mientras comíamos una grande mitad tomates secos mitad jamón y morrones, este señor me dijo: "Lo que pasa es que vos hacés una defensa casi sindical de las rubias. Y te aviso algo, por si no
sabés. En este mundo también hay morochas. Y no sólo eso: hay morochas lindas". Así, tajante y catégorico como es él, dio por terminada una discusión de la que también participó mi marido y en la que yo hice una defensa a ultranza de esta chica sobre esta otra, alegando que no sólo es más linda, si no que también es mucho mejor actriz, y que eso, indudablemente, potencia su belleza.

lunes, 18 de agosto de 2008

Freedom

Lo bueno de tener hijos es que algunos sábados, de vez en cuando, uno puede dejarlos a dormir en la casa de la abuela. Y entonces vuelve a ser soltero, pero soltero como nunca lo fue. Es una sensación de libertad más intensa, lo que debe sentir un pez al que lo devuelven al agua, o lo que se siente tener el auto con el tanque lleno, una extensión de la tarjeta de crédito sin límite y mucho tiempo de vacaciones. Freeeedommmm, gritaría William Wallace.
Son 24 horas, capaz que un poco más, pero las hacemos rendir por 48. Exprimimos cada minuto. Todo puede ser un buen plan si no hay chicos amarrándose a tus piernas o repitiendo cada tres palabras "quiero una coca", "cuanto falta" o "me aburro". Vamos a Rodo a comprar un LAVARROPAS y ¡la pasamos bien! Ordenamos, hacemos un lavado, colgamos la ropa y lo disfrutamos. Nos damos una ducha tomándonos todo el tiempo del mundo, y nadie trata de tirarnos la puerta del baño abajo.
Después Guía Oleo, búsqueda avanzada, comida china, belgrano, menos de 40 pesos por persona y salta Lai Lai. Y Lai Lai, allá vamos. Vamos con una amiga, y comemos pollo con almendras y cerdo con salsa dulcipicante y tomamos la cerveza justa para que no salte en el control de Macri. Cuando volvemos por Libertador, pasamos por el casino y dale, entremos, no jugamos, pero nos tomamos una cerveza en el bar, vas a ver, es increíble, parece los de Las Vegas, hay todo un mundo ahí adentro.
Entramos y, efectivamente, hay un mundo ahí adentro: no puedo evitarlo, me pierden los casinos. Caminamos entre las máquinas tragamonedas como cuando teníamos 19 y lo hacíamos en el MGM o el Flamingo sin horarios ni urgencias, y aunque este sábado tenemos diez años más que en esas vacaciones en Las Vegas, la noche es nuestra y mañana no tenemos que levantarnos temprano. Entonces pruebo mi suerte: me siento en una máquina, pongo una moneda de diez centavos, apreto el botón y ¡bingo!, lucecitas de colores, el ruido de los créditos cayendo y un papelito que dice que gané 15 pesos. Pruebo dos o tres veces más y me retiro porque sé que, a pesar de alguna racha pasajera, no soy afortunada en el juego. No puedo.
Nos vamos con 15 pesos más de los que entramos y, ya de de vuelta, cuando pasamos por el sturbacks decidimos (decido) bajar porque esta noche todo es un buen programa, y somos solteros, y libres, y hasta nos permitimos (me permito) ser un poco snob.
Y después si volvemos a la casa, pero primero un capítulo de In Treatment antes de dormir, sin niñas que acostar ni tapar ni consolar.

domingo, 17 de agosto de 2008

30

Festejarlos en una pista de hielo?
como a los 12
pero esta vez con vino blanco
en lugar de torta de chocolate
y patinar completamente borrachos

o tal vez pedirle prestado el living a mi mamá, correr los muebles, llenar un tacho de basura de esos grandes con mucho hielo y botellas, poner hits de Los Ramones o The Cure, escondernos en rincones a medialuz y creer por un rato que no nos vamos a morir nunca.

jueves, 14 de agosto de 2008

Cuanta crueldad

Cumplir 30 años. ¡Y cumplirlos un lunes!

Perlitas

Esto es lo pasa cuando uno va en contra de la tradición. 1991, séptimo grado, 11 años. El último alarido de la moda en el Mater (y supongo que en todos los colegios de chicas) es usar aros tipo perlita (o perlón, en su variante más grotesca). Tres cuartos del curso, por lo menos, porta ese tipo de aro. Yo, obviamente, estoy entre las que no (recordemos: mi madre no me ha agujereado los lóbulos cuando nací porque lo considera un rito invasivo). A mí no me cierra el tema de ser diferente, por lo menos no a esa edad. Mi madre trata de convencerme en vano con que "uno tiene que tener personalidad en la vida", "no podés hacer lo que hacen todos", pero hago oídos sordos. Insisto tanto que una tarde X, después del colegio, me deposita en la Bond Street con mi hermana para que me perforen las orejas con el arito abridor. No puede decir que dolió, fue un pinchechito, un aguijón. Estuve un mes usando el arito abridor, y después, claro, me compré las perlitas. Las habré usado un día(muy buen día) hasta que las orejas se me pusieron fucsias y un pus verdoso empezó a emerger de mi interior. Intenté la operación dos o tres veces más, pero no hubo caso. Ni de oro, ni con alcohol...imposible. Mis orejas no resisten aritos de ningún tipo, soy como la princesa con el guisante. Moraleja: Por no escuchar a mi madre, ni respetar las tradición, hoydía tengo dos agujeros que no sirven para nada.

sábado, 9 de agosto de 2008

Las mujeres de mi familia

acostumbramos:
-tener a nuestros hijos por parto natural
-hacerlos dormir en la misma cuna de madera que mi mamá compró hace más de 37 anios y que ya tiene una cantidad similar de manos de pintura.
-no pelarlos cuando nacen. nunca. por más porra indomable tengan y a pesar del "después crece con más fuerza".
-no ponerles aritos a las nenas.

miércoles, 6 de agosto de 2008

Fuera de temporada

En la playa. Empachándome con películas malas y descubriendo las posibilidades de un lugar de veraneo fuera de temporada. Poco sol y mucho frío. Mucho fuego y poco movimiento. Me lamento porque mis ingresos no alcanzan para esquiar todos los años y me arrepiento de cada decisión que tomo. Charlas y peleas varias. Sobre restaurantes y películas. Poco ánimo para leer y para escribir. Solo algunas revistas viejas, que se acumulan al lado del hogar. Ganas de viajar, de ir a lugares que no conozco, de perderme un poco. Faltan 20 días para que cumpla 30.

jueves, 31 de julio de 2008

Lecturas

acá estoy subiendo las ceciquotes

miércoles, 30 de julio de 2008

Tanda publicitaria

Me avisa un amigo que la revista Wicked BA (la última, la que tiene a Bobby Flores en tapa y se consigue en casi todos los kioskos por 5 pesos) eligió a Chica Eléctrica entre "Las 10 mejores trapecistas urbanas de Buenos Aires". No sé muy bien qué quieren decir con eso, pero según ellos, "esta señora (o sea yo) que oficialmente se declara preocupada por la cercanía de los 30 conserva un estado rebelde y roquero que hace pasar a sus posteos por comentarios adolescentes...)
Si no fuera por lo de señora (odio que me digan señora), está todo bien y se agradece. Entre las otras "trapecistas urbanas" están Charlotte, Lou, Anawu, Bestiaria, Ememe, y otras más que no conozco o no me gustan.

viernes, 25 de julio de 2008

Los tiempos han cambiado II

Yo le regaló el libro de recetas de Narda para el cumpleaños y él tiene el hábito de preguntar: ¿hoy comés en casa?

jueves, 24 de julio de 2008

Los tiempos han cambiado

"chicas, ustedes abusan de la bondad de sus maridos", nos dice mi mamá (a mi hermana y a mí) en una de las cenas de los domingos. La culpa es suya, Graciela, dicen ellos, que las crió para reinas. Las malacostumbró. Les hizo creer que siempre iba a haber alguien para levantar la ropa que dejaran tirada en el piso, para lavarle los vasos que ensucian, para llevarle el café con leche a la cama. Y ahora es tarde. El mal ya está hecho.
los domingos a la noche, en familia, nos gusta someter a debate nuestras peleas de la semana. a mi especialmente. es como ir a terapia de pareja, pero gratis. Mi mamá y mis hermanos escuchan y dan su veredicto. casi siempre termino perdiendo, porque aunque me defiendo bien, las pruebas no me ayudan. tampoco los testigos ni los antedecentes. la mala fama.
a los 9 o 10 años, casi al mismo tiempo que me agarró la manía de huirle al baño (la bella mugrienta, me apodaron en el colegio) se me pegó otra: tenía que hacer tres o cuatro cambios de vestuario al día. una chiquilegrand en potencia. los fines de semana usaba un equipo para la mañana, otro después del almuerzo y así. me cambiaba y dejaba toda la ropa tirada en el piso o en el mejor de los casos armaba un montoncito y lo escondía en el fondo del placard. "No entiendo como no te pegaron un buen bife", suele decirme mi marido. Las ventajas de ser 5 hermanos, le digo yo, uno pasaba desapercibido, y sobre todo en una casa grande.
mi otra excentridad infantil (no tuve tantas tampoco) fue tomar leche con nesquik compulsivamente. toneladas. tenía cinco años y me había convertido en una adicta severa y demandante: tenían que servírmela tibia, en esos vasos altos horrendos de tupperware (color naranja clarito) y con bombilla de metal. terminaba de cenar y tomaba una leche, estaba por almorzar y me tomaba otra. antes, durante y después del desayuno. En ese entonces vivíamos en paraguay, mi mamá acababa de parir mellizos y las dos chicas que se habían mudado cama adentro me querían ahogar en la pileta. Yo estaba muy enojada con el mundo. o con mi mamá.

martes, 22 de julio de 2008

Otra

Baila conmigo.

Googleame que me gusta

Querido Diario:
Pobre Pauli, cómo la están vapuleando. ¡Madame Bovary del subdesarrollo!, rubia tarada, personaje unidimensional y cosas peores. En un blog, una comentarista anónima me destrozó. Dijo que por algo recién publicaba a los 30 (cruel mentira, hasta el 25 de agosto tengo 29), que por algo trabajaba redactando gacetillas de YPF (!) y que mis cuentos eran espermatozoides o algo así.
También dijo que no debería volver a escribir nunca más. Y muchas otras cosas feas que ya me olvidé.

lunes, 21 de julio de 2008

Socialité

viernes destrucción total
a la 1 (como mucho) durmiendo
sábado costó levantarse.
un almuerzo que fue casi merienda
después la de Tarantino
autos y chicas
sangre
choques frontales
KURT RUSSEL
pies desnudos sobre la guantera

por la tarde gimnasio
rapisex
café san juan con amigas
malbec de 30 pesos
bondiola, salmón, chocolate
maracuyá
más salmón
más chocolate

¿Nos vamos poniendo viejas?
Volvemos sobre las mismas historias
con mínimas varientes
de ayer mucho, de hoy poco
del futuro ya no hablamos

Nos vamos poniendo serias
en un bar que alguna vez fue nuestro
miramos con la mejor cara de orto
a las niñas bonitas que se ponen borrachas
y se ponen pelotudas
gritan, gesticulan, trastabillan, flirtean con otras chicas
se autosacan fotos
¡todo el tiempo!

nosotras, en cambio, aprendimos a tomar
no vomitamos, no tropezamos
no nos sacamos fotos
¿quién quiere registrar esta noche?
podemos charlar y disfrutar
en un muy cómodo segundo plano

Nuestros sábados ya no son de súper acción

domingo, 20 de julio de 2008

Una de tarantino




"There are few things as fetching as a bruised ego on a beautiful angel" (Stuntman Mike, Death Proof).

viernes, 18 de julio de 2008

Ayer

Me fastidio y hago una cara con la boca torcida que él dice que es de snob
Te odio cuando hacés estas cosas
Cuando sos ajena
Se te mete el exterior
y perdés tu esencia

Dijo Q

"Lástima que es difícil encontrarle algún mérito a su cuento".

Viene al caso

"Él puede parecer un idiota y actuar como un idiota, pero no se deje usted engañar, es realmente un idiota."

martes, 15 de julio de 2008

martes, 8 de julio de 2008

Una cosa lleva a la otra y así

Hoy es mi aniversario de casada. No me di cuenta hasta hace media hora (Rodrigo todavía no se da cuenta). Creo que nos casamos hace 9 años, Valentina tenía 6 meses. Nunca le di mucha bola porque fue un casamiento por compromiso. A mí me había salido la green card, y Rodrigo también quería tenerla. Puro interés. Igual nos queríamos, igual nos divertimos, igual tomamos mucho. Todos eramos muy pendejos y estabámos horriblemente vestidos, los amigos de Rodrigo con trajes que eran de sus padres o que parecían de su última comunión, zapatos que no combinaban. Un desastre. (Las fotos son casi impublicables, creo que me casaría de nuevo para tener mejores fotos).

En fin. Hoy entré a ver las estadísticas del blog. Encontré uno nuevo que me sorprendió por su nombre "Arremangame el canelón". Comencé a leer y me di cuenta de que era de nuestro querido amigo Andrés (no avisés eh!), que por supuesto estuvo en nuestro casamiento y no sólo estuvo (aunque no pudo ser testigo porque su DNI estaba impresentable) sino que también escribió sobre él. En su favor, debo decir: fue el único medianamente bien vestido (su papá trabajaba en un banco).

gracias Andrés por hacerme acordar de que hoy es mi aniversario. y gracias por tener un blog (siempre es placer leerte) y gracias por ser un amigo que siempre está aunque no avisa que tiene blog.

****
Minutos más tarde, por el msn:
CB dice:
feliz aniversario gordo pelotudo
Rodrigo. dice:
uuuu jajajja
Rodrigo. dice:
vos te acrodaste recien ???

Post200

Nunca he llegado tan lejos en un blog, siempre me aburrí antes. Los años le han hecho bien a mi tolerancia.

¿O no? ¿O no???

Estoy 3 kilos más linda.

¿Qué clase...

...de infradotada pasa más de 5 minutos en el sitio de la revista Oh Lala!?

lunes, 7 de julio de 2008

¿Qué clase...

...de infradotada se convence de pagar el abono anual del gimnasio auto-convenciéndose de que no es tan caro porque puede hacer de todo:
yoga
aparatos
natación
aerobox
pilates
spinning
y después de 4 meses todavía no ha ido mas allá (y gracias que) de los 20 minutos en la escaladora y otros 20 minutos en la bicicleta fija?

...

Me vengo de la cena familiar del domingo con una servilleta de papel repleta de anotaciones de cosas para mirar en Internet o bajarme: José Feliciano cantando con Johnny Cash, Café con aroma de mujer (capítulos), Eric Bana, Los muertos, El hombre que ríe, el trailer de El Nadador. Desde que vendimos la tele -ja- y dejamos de pagar el cable, Internet se ha convertido en nuestra última y única conexión con el mundo extraradio.

¿Te gusta el jazz? Sí, me hace acordar a Nueva York, aunque nunca estuve ahí.

En otro orden de cosas, me estoy matando con un novelón adictivo de Jaime Bayly. Y a propósito de Jaime, ayer soñé que estaba en Miami, que no era Miami, sino una especie de Venecia, donde había que moverse en góndola y el mar era quieto y celeste, pero igual me daba miedo. Después, y esto es lo último que me acuerdo, subía corriendo por una escalera infinita de esas de cuentos de hadas y tenía puesta una malla enteriza parecida a las que usan las niñitas con flores o frutas.

viernes, 4 de julio de 2008

Cuatro romanos

I) Quiero trabajar menos horas. Nueve horas es mucho, en invierno es casi toda la luz del día.
II) Terminé "El mundo según Garp", en el medio leí a Casas y ahora estoy leyendo unos cuentos de Hemingway que me parecen increibles (descubro la pólvora seguido, es uno de mis puntos fuertes).
III) Los dos pares de botas que me compré para atravesar el invierno y que todavía estoy pagando en módicas cuotas ya están hechos mierda. Las zapaterías tendrían que ofrecer algún tipo de seguro, a mí y a toda la gente que gasta sus suelas caminando por las veredas imposibles de Almagro y el Abasto.
IV) Desde que saqué los comentarios, me mandan mails mucho más lindos.

martes, 1 de julio de 2008

32

si te tuviera que decir todo de nuevo.
te lo diría todo.
otra vez.

abajo de nuestra frazada fea
la marrón con flores fucsias
y arriba también

por teléfono, no. porque no nos gusta.
por correo ya lo hicimos
cien veces.
o tal vez cientoún.

¿por sms? no sé
ya estamos viejos.

por fax, al oído, a los gritos, ríendome y no. con tarjetas, con botellas. por aire, por mar y por tierra.

te lo diría todo.
otra vez.

A killing kind of love

Esto era lo que te había escrito hace 5 años, en El Boulevard Brillante

Siempre me acuerdo del You are ment to each other de Rocío, la nena que no nos podía dejar de mirar en esa pileta de Los Angeles. Y también de las mejores noches en Las Vegas, y de los reproches: estás loca; ya sabés, la carne es débil, sos una puta y vos un hijo de puta. Y de las agarradas a piñas delante de los amigos. A ellos les parecia divertido, pero nosotros sabíamos que nos estaba haciendo mal tanta violencia, tanto roce. Y cambiamos: la relación se volvió menos violenta, pero también menos física. Y sí, son los costos, y a veces es díficil no caer en el "a todo dices que sí, a nada digo que no", a veces es díficil el equilibrio, no me gusta. No me gusta nada, ya sabés.
Ocho año son muchos. Pero te sigo queriendo por lo de siempre, nunca me rompiste la ilusión, como dice mi hermano. Te quiero porque sos bueno, el hombre mas bueno que conocí. Y no solo conmigo. Sos noble, a vos quizas te suene tonto, pero para mi es mucho. ¿Por qué me querés?, me preguntabas. "Porque sos bueno", te contestaba y a vos no te gustaba. Pero es así.
¿Y la fecha de vencimiento? No se, se fue estirando. Y todavia me gusta charlar con vos. Eso es lo que más me gusta. Y me gusta haber llegado a este punto, en el cual cada uno tiene su espacio. Quiero muchos años mas de esto, quiero muchos años mas de charla, de masajes en los pies, de besos, de carcajadas, quiero muchos más hijos. Me gusto el beso del otro dia en el auto, ya sabés. Y lo de esta mañana cuando volviste borracho, lo de esta mañana me encantó.

lunes, 30 de junio de 2008

a veces me sorprende mi machismo
por ejemplo: cuando el se viene a acostar, automáticamente
le cedo el control remoto
aunque él no me lo pida
y si hago huevo fritos siempre le doy el que me sale mejor
el que no se rompió y tiene la parte amarilla con la capita rosada
lo mismo con las milanesas (yo me quedo con las quemadas)
y con los bifes y con etc, etc
creo que esto lo aprendí de mi madre que
cuando se separó de mi padre le reclamó por todos
los desayunos que le había servido (te con tostadas)
en todas las mañanas de sus 30 años de casados
me pregunto si algún día yo le reclamaré a él
por los huevos fritos rotos, las milanesas quemadas
y los controles cedidos

Página 660

"Empezó atreviéndose a escribir acerca del mundo...Cuando sólo era un chico, ya emprendió esa tarea. Luego, durante un tiempo, como les ocurre a muchos escritores, sólo pudo escribir acerca de sí mismo; pero también escribía acerca del mundo, aunque no se notaba tan claramente. Empezó a hartarse de escribir sobre su propia vida, y empezó a escribir otra vez acerca del mundo, tan sólo empezó.."
(El mundo según Garp, John Irving)

domingo, 29 de junio de 2008

Repercusiones 3 (y última)


Cuando se acabaron las palabras.

viernes, 27 de junio de 2008

Repercusiones 2

Le mandó la malvadísima nota del malvadísimo periodista a mi familia

Dice mi papá: ¡Y bueno Ceci, hay cosas peores ! (...) ¿sólo me parece a mí o existen enormes dosis de envidia e hipocresía en el mundillo literario?

(...)

Chau, un beso

PD.: Igual yo me siento orgulloso de vos

Dice mi hermana: estuvo lindo, no sé si cultural, pero lindo estuvo.

Dice mi cuñado: No está tan mal. Como dijo un sabio (De Vido), no hay lugar para los tibios. Es tan importante ser el mejor como el peor, de esos uno nunca se olvida.

Repercusiones 1

CB dice:
jaaa
CB dice:
viste el mail que te mandé?
Rodrigo. dice:
no
Rodrigo. dice:
´ahi lo veo
CB dice:
"el peor evento cultural del año"!
Rodrigo. dice:
jajaja
CB dice:
ahí dicen de hacer una contrapresentación
CB dice:
el mes que viene
CB dice:
para salvarnos del escarnio público

miércoles, 25 de junio de 2008

Pegame

básicamente, hoy no estoy de humor.

martes, 24 de junio de 2008

El colmo de la inflación

El alfajor Jorgito de chocolate simple (jamás comí un triple, ni Jorgito ni de ninguna otra marca, "son grotescos", diría mi mamá) alcanzó el inveroscimil valor de $1,40.

domingo, 22 de junio de 2008

Billy Bond

Billy Bond (y la pesada del rock and roll)
en Mp3
mi hija mayor me obliga a escucharlo
se excita, se retuerce
Salgan al sol, idiotas!
grita
dice que quiere ser
una estrella del rock
como Elvis, ¿como Billy Bond?
Mi hija menor pide coca
compulsivamente
Me persigue por toda la casa
con su mamadera
Yo cocino el alimento más noble:
papas con panceta y parmesano al horno
marido y/o padre salió con amigos
noche de chicas en el 2 F
del 828 de la calle M
en el barrio A
de Buenos Aires

jueves, 19 de junio de 2008

Perdonen que me repita

Ya sé, ya sé. cada dos posts, un autobombo. Pero esto puede ocurrir una vez en mil años, o en dos mil. salir en el gran diario argentino y salir un domingo. mi cara de orto es bastante fiel a la que tengo todos los días cuando llego al trabajo. mis hermanos, los críticos más despiapados, me han dicho de todo: ¿que te pusiste, un polar viejo?, estás encorvada, tenés que sentarte derecha ¡como una persona adulta! ¿y el brazo dónde lo tenés? parecés una nena de 10 años caprichosa que no quiere salir en la foto de cumpleaños.

martes, 17 de junio de 2008

Desde el mismísimo piquete de la abundancia

Y anoche finalmente ocurrió: quedé atrapada con mi auto proletario, el Volks(pueblo)Wagen(auto), en el epicentro mismo de una caceroleada, la de Libertador y Salguero, para ser más precisa. Casi una hora, sí. Una hora en la que pude contemplar a una multitud de señores y señoras y chicos y chicas muy ofuscados y envueltos en banderas argentinas. Hasta sus perros, de razas que no reconozco (no sé mucho de perros) tenían la bandera argentina alrededor del cogote, tipo pashmina. Mucho celeste y blanco, y también algo de marrón, ese marrón al que yo llamo el marrón cardón. Había algunos, también, camufleados de pequeños productores, con boina, cinturones de cuero y alpargatas no porque hacía mucho frío.
Con los minutos fui abandonando mi estado zen de contemplación y me empecé a enojar. Y no es porque los que se visten en Cardón no puedan protestar, es porque los que no nos vestimos en Cardón también tenemos derecho a circular. Igual, hay algo incongruente, y hasta ridículo, en eso de bajar del piso calefaccionado, con la panza llena y el corazón contento, a cacerolear un ratito y después subir a terminar de leer el editorial de Morales Solá (yo también lo leo), o tomarse un whisky o andar en pantuflas. No sé bien qué se hace en un piso de Libertador.
Entonces me salta la india de adentro y un pibe me hace señas como diciendo: relajate, relajate. Y salgo con un lugar común, ya lo sé, pero no se me ocurre nada mejor. Les pregunto porqué no protestan también por los que se mueren de hambre en el chaco o por los chicos que en cualquier esquina revuelven la basura para comerse un pedazo de pan de la semana pasada.
Y ahí aparece un viejo, de esos viejos bien chotos, de muchos años de pantufla y más de vivir de rentas, y me dice: "te vas a quedar parada acá tres horas si te tenés que quedar, conchuda". Y el conchuda me suena familiar, ¿será que es su insulto preferido? Pero no importa, lo que más pienso es ¿y yo era la que me tenía que relajar?
a ver, cómo le explico señor. Tengo que ir a buscar a mis dos hijas para después bañarlas y leerles un cuento y acostarlas y después levantarme temprano para ir a trabajar 9 horas y después volver y cocinar y acostarlas y levantarlas y llevarlas al colegio y trabajar 9 horas y dormir y así todos los días. Básicamente.
Y ojo, que quede claro: estoy en contra de esta medida, me parece abusiva y mal instrumentada. Y creo que los K son autoritarios y corruptos a niveles menemistas y que muy poco les importa el futuro del país y de su gente. Pero la de de ustedes, mmm, la de ustedes tampoco me convence.
Pasó el conchuda, pasó el relajate, pasaron los lugares comunes, y después, bastante después, pude pasar el mismísimo piquete de la abundancia con mi auto proletario.

viernes, 13 de junio de 2008

El sexo y la ciudad II

sacar las entradas con el 0800 es imposible, y además me molestan los 2 pesos de recargo, así que al mediodía me hago una escapada hasta el abasto. tres entradas 60pesos y una bolsa de pocholo ¡salado! gratis. 22: 50 sala 5 piso 1 asientos k5,k6 y k7. ceno en casa, me pongo un pullover fucsia y parto hasta el chopin, llego un poco tarde y ya me están esperando. la sala llena, 9 a 1 la relación mujeres hombres. igual me sorprende ver a varios acompañando a las novias y a uno, que parece extranjero, cargando un bolsito de Louis Vuitton. les regalamos a unas chicas los pochoclos salados gratis, nos compramos unos dulces, vemos los avances, en ese orden. new line cinema, y ahí vamos. tengo que ser franca: el tan, tatan, tatata...de la apertura ya me predispone y me hace acordar a tantas noches buenas entre amigas, amuchadas en un departamento de dos ambientes, tiradas sobre almohadones y tomando coca con chocotorta o también en casa con rodrigo que mira de reojo y sonríe cada tanto, sobre todo con Samantha, para después decir "esto es una boludez". ¿Y para que lo mirás? para ver qué tan boludas pueden ser las minas. Ajá.

***
a pesar de las malas críticas, y eso que yo re confío en las votaciones de IMDB, me río. varias veces. pequeñas boludeces. el ok de Samantha cuando le acepta el anillo a Smith, lo del bosque nacional, Carrie probándose sus vestidos más horribles de los ´80, Samantha y el sushi, Samantha y Dante, Miranda y Steve encontrándose en el puente de Brooklyn.

***
Un punto a favor: están todos muy grandes y no hay un intento por disimularlo. Desde Smith hasta Samantha, Big e incluso Carrie. algunos planos cortos los matan.

***
ahora Miranda también tiene onda y se viste bien. me gustaba más la otra. la de joggineta, remerón y gorrita.

***
y Big, un torre. Extañamos tanto a Aiden.

***
Hubiera sido otro cantar


Anexo: Sabemos que Carrie es insufrible y que el tiempo y la fama le hicieron mal a la serie. pero la temporada 2 es una muy buena temporada, hay que reconocerlo. y, sino, vuelvan a ver el capítulo del nuevo yankee.

Con la Z del Zorro o los últimos de la lista

Zunini y Zanoni me preguntaron sobre el cuento. Acá y Acá. Gracias amigos.

El sexo y la ciudad I

Perdonen mi atuendo de hoy, chicas, pero Carrie Bradshaw me contagió su impunidad para vestirse.

Y si tuviera una cámara...ay, si tuviera una cámara.

miércoles, 11 de junio de 2008

Una máxima

Nunca llegues primero, nunca te vayas último. Y al revés.

viernes, 6 de junio de 2008

3-1

Martín Palermo. Yo le digo que es una bomba, él me dice que es un mono. Es una bombaaa, una bombaaa, le repito para hacerlo a enojar. A partir de ahí grita los goles de los brasileños.

Pienso en el comienzo de un cuento. Muchas noches dormí con el corpiño puesto. O también: Mamá, sigo juntando sobrecitos de azucar en la cartera, pero la plata no llega. Y si ninguno de estos funciona: Agenda Citanova, 1988.

Después, escribo todos los comienzos juntos.

Hoy

"Mamiiiii: calentame el cuerpo, bebe" (un obrero, desde lo alto de una construcción).

miércoles, 4 de junio de 2008

lunes, 2 de junio de 2008

La wiki obsession de cada día

Hoy, por ejemplo, me obsesioné con Zelda Sayre, la esposa del autor de El Gran Gatsby, Scott Fitzgerald. Se conocieron en sus tempranos 20 y decían que entre ellos había una "temeridad sexual". Alcohólicos, celosos, posesivos, violentos. Ella era la chica linda de un pueblo de Alabama, y solo se interesaba por "los hombres y la natación". Apenas la vio, bailando en un teatro, Scottie murió de amor. Presionó a editores para que le publicaran su primera novela -This side of paradise- para que ella aceptara casarse con él (tenía muchos otros pretendientes). Cuando se casaron y se mudaron a Nueva York, ya eran celebridades. Los echaron del Commodore Hotel por borrachos y el día que Dorothy Parker los vio por primera vez estaban sentados sobre el techo de un taxi. "They did both look as though they had just stepped out of the sun; their youth was striking. Everyone wanted to meet them", dijo sobre ellos.

jueves, 29 de mayo de 2008

29

Hoy me llegaron los ejemplares del libro. y oh, sorpresa es 29. El 29 ha sido un número que me dio muchas alegrías. Un 29 le di el primer beso al hombre de mi vida, otro nos mudamos juntos, otro tuvimos a nuestra primera hija. Y ahora, este 29 de mayo, recibo el libro, en el que publico por primera vez. Abajo la tapa y la lista de autores.


Diego Grillo Trubba (antólogo), Doce años y pico
Ariel Magnus, Con las mejores
Lucía Puenzo, Al playroom hay que allanarlo
Maximiliano Tomas, La sonrisa de la Gioconda
Felix Bruzzone, Sueño con medusas
Sonia Budassi, Nada para hacer
Diego Materyn, Próceres argentinos
Nicolás Mavrakis, Punta del Este, balneario geográficamente argentino
Cecilia Boullosa, Donde el pasto es verde y las chicas, bonitas
Hernán Casciari, Lado B, canciones lentas
María Fasce, Mujeres
Hernán Vanoli, Samaritana
Julia Coria, El barco en alta mar
Leonardo Oyola, Tony Plana
Mariana Enríquez, El monstruo
Joaquín Linne, No sé si chatear o comprarme un perro
Pablo Toledo, Todo por dos pesos
Sebastián Martínez Daniell, Paddle
Ana Cecchi, El gurú
Washington Cucurto, El amor es mucho más que una novela de quinientas páginas

Un posible mail a F

Y huevi??

Cómo te fue con este laburo?

Te habrás enterado que hubo un éxodo masivo acá en los headquarters de AE Corp. ¡Me quiero matar! Juro que me siento como la señorita Trixie en las oficinas de Levy Pants.

Beso!

PS: tenemos que almorzar...programemos.

Como una señora gorda y aburrida de pueblo

de repente, me encuentro cerrando mis mails con un "Contame chismes"

miércoles, 28 de mayo de 2008

Largoooo

corro y hago correr. a la farmacia para comprar esmalte zarzamora, a la peluquería para depilarme las cejas, y vos aprovechá y andá a buscarme los tapaditos a lo de mi hermana, dale que hace frío y varios así tengo para elegir. a las 7 cae mi amiga para maquillarme, nada de colores, le digo, nada de pintarme como a una puerta. sólo negro, mucho negro en los ojos y brillo en los labios. ah, y tapame un poco los granos, bueno milagros tampoco hago. a las 8 menos cuarto llega puntual El Negro y primero Rodrigo y después entre los dos que me empiezan a apurar. y yo todavía entre planchita o buclera, entre vestido negro a la rodilla y vestido negro largo y armado. el primero es perfecto para un cóctel en una embajada, el segundo para la septuagésimatercera entrega de los oscar's. y nada intermedio, nada para un casamiento de iglesia en devoto y fiesta en villa del parque, como tengo este sábado a la noche. termino decidiéndome por el más corto y por la planchita. 8 y media de la noche y chifla desde lavalle el amigo que faltaba. y listo ya nos vamos, no te esperamos más, me hacen piquete. rumbeamos para devoto, y claro que sí, nos perdemos. y a quien se le ocurre hacer un casamiento en devoto, porqué no la parroquia de balvanera, o la de guadalupe, una que conozcamos todos, decimos. llegamos justito a la iglesia cuando el cura los está declarando marido y mujer, igual no vemos nada, porque la iglesia está repleta.

***
también nos perdemos entre la iglesia y el salón. son 15 cuadras, pero igual nos perdemos. casi que llegamos últimos, y ya están todos con vaso en la mano y dándole a los quesitos. la recepción se hace largaaaaaa. duelen los pies, y todavía no hay bebidas buenas, solo tragos muy ochentas, como gancias batidos, y unos de color azul. después sí, se abren las puertas. nos sentamos en la mesa 12 con amigos. viene el vals. nos movemos un rato, y despues nos invitan a volver a la barra. diviso la barra y de pura angurria me vuelvo con dos vasos en la mano: un fernet cola y un gin tonic. el negro me mira y casi que grita: es dorothy parker! es dorothy parker! y no, todavia no. pero un poco que siento que la única forma de digerir esta noche es mezclándola con mucho fernet.

****
me levanto varias veces para ir a la barra y antes de que abra la boca, la chica que sirve me dice: otro fernet, no? Igual, no hago papelones.

***
cierto chico que salió un par de veces conmigo en mis dulces 16 y me dejó porque dijo que estaba "loca", me mira toda la noche, a pesar de que está con la novia. era un chico tan lindo en su momento, pero se quedó petiso y perdió la mitad del pelo. lo bien que hizo en dejarme.

***
miramos el reloj cada tanto. sólo pienso en mi cama. en mi cama, en mi cuarto, en mi casa. quiero teletrasportarme. un amigo de rodrigo se queda dormido y primero cabecea un poco sentado, pero después junta tres sillas y se acuesta ahi, como los chicos que palman en los restaurantes y los viejos siguen charla que te charla.

***
no es que me disgusten los casamientos, todo lo contrario. Sencillamente, ya no los soporto de noche. me duermo. como un chico en un restaurante, como el amigo de mi marido.

***
la canción que más bailamos en toda la noche es una de Bon Jovi....Y ahora que lo pienso: no pasaron la Isla del Sol. Bien ahí.

viernes, 23 de mayo de 2008

Mi otro yo

Cuentito de mi autoría que salió el domingo pasado publicado en Perfil Cultura


Gracias Maxi Tomas

miércoles, 21 de mayo de 2008

Amén

Me pregunta mi hija mayor: "Amén sería como enter, no?"

Soy

Soy virgo
Soy tierra
Soy caballo
Soy Pitta
Soy rubia
Soy duda
Soy mula
Soy con vos
Soy con vos
Soy por arriba
Soy por abajo
Soy con todos

lunes, 19 de mayo de 2008

hielo

viernes cena con amigos casados.
siempre me divierte más charlar con hombres
aunque no sea la típica varonera
de hecho, odio a las típicas varoneras
sábado sarkis al mediodía y sola a la noche
vi cassandraś dream en tres partes
me quedaba dormida
perdón woody, pero me aburrió
no remonta ni mc gregor
domingo marido con resaca
plaza con hijas, cena en familia
y ahora, en este preciso momento
Al gore me advierte con su documental
nos vamos a congelar

viernes, 16 de mayo de 2008

Escalera

Lo leí en cuento de Palahniuk: los franceses llaman ingenio de la escalera a esa respuesta perfecta que se te ocurre cuando ya pasó el momento, cuando la discusión se terminó y estás volviendo a tu casa, y aunque todo lo que pensás es genial, ya no tenés oportunidad de decirlo. Me pasó mil veces, me pasa todo el tiempo para ser sincera, pero a veces, las menos, a uno le agarra la lucidez en el momento justo.

Situación: cumpleaños de una compañera de TEA, eramos varios, entre chicos y chicas. En determinado momento -siempre llega- se ponen a hablar de sus posiciones sexuales favoritas. Yo, callada. Entonces alguien dice el misionero. Yo, callada. Alguno detecta mi mutismo, y me toma de punto, de la manera más infantil posible.
-¡No sabe lo que es el misionero! ¡No sabe lo que es el misionero!
Me quedo un segundo en blanco, buscando opciones de respuesta en el disco, y de repente, zas, me ilumino.
-Sí, nene, sé cuál es el misionero. La más aburrida de todas.

jueves, 15 de mayo de 2008

Escalando posiciones

El martes aprendí

-No hacer hits
-No abandonar el estado de pregunta
-No enamorarse de las habilidades de uno

Es así

con la llegada de los 30
lo que antes era elección
se convierte en necesidad
por ejemplo el corrector de ojeras
mi cara de hoy temprano me lo pide a gritos

miércoles, 14 de mayo de 2008

tomando impulso

me siento comoelorto. la cabeza llena de mocos.
al margen de eso, bien.
con ganas de catamarca.
con ganas de un tatuaje que diga las vegas,
todavía no me decido en dónde.
la espalda no me la toco.
el tobillo es una obviedad. igual que la nuca.
la cadera te quedaste en los 90´s.
me gustaría el antebrazo, pero no soy tan valiente.
lamentablemente.

jueves, 8 de mayo de 2008

To be continued

adiós a los taxis, podría intitularse el día de hoy.

cada vez que leo el diario, arreglaron un nuevo aumento. tal vez sea hora de una bici.

alguien me pone "Cri-cri" por mail. tengo que preguntarle a mis compañeras que me está queriendo decir. me empiezo a quedar afuera de algunas cosas.

estos días son raros, sólo me pone de buen humor escuchar a Ricky Martin en el mp3. imaginense.

desde el lunes que estamos sin baño a la oficina, me da fiaca ir al de mc donald´s, así que aguanto.

una a favor: todavía quedan balanzas en Buenos Aires donde pesarse sin meter moneditas.

viernes, 2 de mayo de 2008

Oda a Brad

No fue a primera vista
ni siquiera a segunda
¿Viste que potro el ladrón?
Un bombón

pero a mí no, no todavía
después kalifornia y menos
y 12 monos y tampoco

¿entrevista con el vampiro?
de ninguna manera

pero vino Seven
y que bonita tu ira
siete pecados
y el tuyo el mejor

y leyendas de pasión
¿como explicarlo?
vení que te cuido, vení que te lavo
y te desinfecto las heridas
y te espero
ya no hay hombres a caballo

desde ese día quiero llamar a mi hijo tristan

ahora de vuelta ladron
y descubro
que al tigre le hacen mejor
unas rayas más
siempre

caigo en el lugar común
digo las bobadas mas grandes
que las arrugas sientan bien
pero oh brad oh dios

ya no hay hombres a caballo

miércoles, 23 de abril de 2008

borracha al volante. en una esquina, me paran para el control de alcoholemia. estoy frita, pienso. cuando intento estacionar, me quedo sin frenos y me llevo puesto al patrullero. ahora si estoy frita. perdido por perdido, decido fugarme. paso un semáforo en rojo y acelero a 100, pero un policía motorizado ya casi me alcanza.

muy thelma y louise mi sueño de anoche.

Ahora sí

"El Si bemol es la nota del pánico, de las alarma, todas las sirenas están en Si bemol. Es la clave del metal. Do es un gordo de Mar del Plata. Re es la nota romántica. Mi es la delincuencia, es la nota del rock, es filosa y puntiaguda. Fa es la más blanda, tan blanda que podría ser Fa séptima...es la bossa nova. Sol es femenina, es el folk, Joni Mitchel. La es la directora de escuela, flaca, recta y Sí es George Sand, la mujer de Chopin, una lesbiana flaca que mata a su marido talentoso".

(Charly García, Rolling Stone 10 años)

martes, 22 de abril de 2008

Monoblocks

"Bienvenida a los 70´s", me dice mi papá en una de las últimas cenas de domingo.

Después, el clima se enardece. Yo estoy ofendida porque mis amigos me llamaron "oligarca" por veranear en mar de las pampas. Él todavía se acuerda cuando le dijeron que de política no podía hablar porque trabajaba en el citibank y eso lo hacía un "vendepatria".

Mamá, con su corazoncito peronista, interviene de a ratos, y quien podría juzgarla si en su manga cuenta con todas esas buenas historias, como la madre en el hospital, eligiendo casi como sus últimas palabras un "Viva Perón". O la carta que el padre en sus tiempos de gendarme le entregó al general en un viaje compartido de ascensor. Un pedido de ayuda para comprar un departamento y salir del garage en el que vivían, un pedido que el general leyó y cumplió.
Mi papá, en cambio, todavía se pone rojo de rabia, cuando se acuerda que le hacían leer "La razón de mi vida" en el colegio.

Villa Celina fue el barrio donde se juntaron dos historias que nada querían tener que ver una con la otra, pero sin embargo sí.
Mi mamá y sus padres salen de un garage y se mudan a los monoblocks y esas moles de concreto son el gran sueño de su vida.
Mi papá y sus padres se mudan también allí, pero casi como un castigo. Tienen que dejar la ciudad, para mudarse a un barrio pérdido, casi el campo.

Mi papá vive en edificio 1, entrada 1. Mi mamá en el 2, entrada 2.

miércoles, 16 de abril de 2008

hay días en los que me preguntó que sería de mí sin internet.
como hoy, que les estaba leyendo el mago de oz en la cama a las chicas y me acordé de que en algún lugar había escuchado que el pobre hombre de hojalata se había muerto por culpa de la pintura que le habían puesto.
entonces termino de leer, acudo a imdb, mi segunda biblia después de la guía oleo, y me entero de que el hombre de hojalata no sólo no se murió por la pintura, sino que se murió a los 81 anios, y de un ataque al corazón.
eso sí: lo de aprovechar mejor mi tiempo me parece que todavía no lo estoy cumpliendo.

martes, 15 de abril de 2008

Otra constante en mi vida: juntarme con gente que no tiene nada que ver conmigo. el otro día cuando le cuento a una amiga que estoy tratando de escribir en serio, y que voy todas las semanas a un taller, y que dentro de poco voy a publicar un cuento en una antología, me dice: "ay, ¡qué lindo!, me imagino que eso te distrae un poco de la casa, de las nenas ¿no?".

viernes, 11 de abril de 2008


se me antojaron algunos cambios. eliminé la barra de links. había muchos blogs que estaban y ya no leía y otros que leo y no están, entonces era un perdedero de tiempo estar actualizando siempre. el único sentido que veo a los links -establecer cuáles son las preferencias de uno- creo que está más que cumplido. todos saben que estoy mucho más cerca de Lola que de Bestiaria, por nombrar dos chicas con blog que saltaron a la fama, o de JB o Pedro Mairal, que de Pablo Mancini. Me divierten los blogs de madres, pero más los de las madres que se desesperan, que los de las que viven exaltando la maternidad y regodeándose con anécdotas de sus críos. estos últimos me aburren un poco, no porque no crea que los hijos son lo más importante que uno puede tener en la vida, sino porque simplemente me aburren.
debo reconocer que siento nostalgia de la época en que había muchos menos blogs y nos enterabamos de la existencia de alguno nuevo por weblogs.com.ar. extranio uno de un chico argentino que vivía en canada y que escribía desde su computadora en su sótano y al que después le perdí el rastro. y el de amelita, y el through the looking glass, y el de felisa cuando escribía desde Londres. Destellos dorados de una época que no existe más, la de los blogs amateurs, orgullosos de ser blogs amateurs y sin ninguna intención de ser otra cosa que eso. soy una nostálgica, lo sé. es uno de mis defectos más grandes.
los blogs que me gustan los puse en bloglines, y punto. perdón si alguno entraba a algún otro desde acá.
estupidez o no, la llegada de los 30 me está llevando a pensar muchas cosas. una de mis primeras resoluciones es usar mejor mi tiempo. y entrar 5 veces a un blog para ver si actualizó o no, no creo que sea una manera.
por eso también eliminé los comments. éste no es un blog que despierte debates ni polémicas -para que se den una idea el post de mi vida que más comments tuvo fue una lista con las prendas de ropa imperdonables en un hombre-, así que no les veo sentido. yo me evito la culpa que siento a veces por no responder y, como los 30 me están volviendo también más generosa, les hago ahorrar a ustedes tiempo por el mismo precio.
así y todo, el que tenga muchísimas ganas de comentarme algo y no se pueda aguantar, siempre será bienvenido a mi casilla de mail.
así las cosas, como diría JB.

martes, 8 de abril de 2008


"People do a lot of things in private they could not possibly explain in public (Rear Window, Alfred Hitchkock)

Nunca quise poner cortinas. Por ahí andan todavía las que mamá nos regaló apenas nos mudamos (color beige). Casi siempre tenemos subida la persiana, cuando viene de visita gente grande, como su abuela, nos dice ¨cierren un poquito chicos, que se ve todo¨.
Pero no. Somos unos auténticos Lisa y Jeff en La ventana indiscreta.Vivimos ante decenas de ojos y ventanas abiertas. Comemos, peleamos, nos tocamos, nos paseamos con la toalla como turbante o en bombacha, rapidito del dormitorio al living.
Ellos nos miran y nosotros nos dejamos.
Nosotros también miramos.
El edificio rojo de monoambientes, que está cruzando la calle.
Sabemos del chico que estudia y estudia por horas y pocas veces se levanta de su silla.
Y de la obsesiva de la limpieza del segundo, que no deja de repasar los vidrios ni siquiera cuando el novio la viene a visitar.
De los del quinto, que prenden la tele desde la maniana y de los que pasan sus noches de sábados solos, como Miss Lonely Heart. De los que se duermen temprano, y de los que tardan en apagar las luces. De los que riegan sus plantas, y de los que las dejan pudrirse.

lunes, 7 de abril de 2008

Even

-Ojo que yo tengo un corazón aventurero.
-Yo también.

martes, 1 de abril de 2008

Saltear la matiné

Tenía 12 años cuando fui a bailar por primera vez de noche. Nos escapamos con mi prima -de 16-, de aburridas, y nos fuimos hasta el muelle, donde estaban todos los boliches de Miramar. Entramos a uno que se llamaba In Touch. Cuando volvimos tipo 6 de la mañana, a mi prima le dieron flor de cachetada. Yo la saqué gratis porque mi mamá dormía y tampoco me hubiera pegado por eso.
A los 13 fui a bailar por primera vez en Buenos Aires. A un lugar que se llamaba Berlín y que estaba en frente de plaza San Martín. Era un sotano asfixiante.
Segundo año nos repartimos mucho entre la matiné de Caix -persiguiendo al Facha- y Cinema.
En tercer año empezamos a ir a La Embajada, que por mucho tiempo se convirtió en nuestro boliche de cabecera. Bailabamos en los parlantes con las minis rojas y las bucaneras negras. Una noche, con mi amiga Marina, y no recuerdo bien porqué, nos tomamos un taxi y terminamos en la puerta de El Cielo. Reconocí a Poli Armentano (still alive) porque la revista Gente era un clásico en mi casa y les pedí que nos dejara entrar. gratis. Poli accedió, entramos, nos acodamos en una de las barras al lado de Willy Vilas y al jueves siguiente salimos nosotras en la revista Gente. Teniamos 15 años.
Cuarto año también La Embajada y un poco de La France.
Quinto año íbamos a un boliche que se llamaba La Buenos Aires, muy chiquito sobre avenida de Mayo, y donde éramos todos conocidos, todos pibes del san josé. A veces también se nos daba por ir a Metropolis. Nos comprábamos un vino -muy barato- y nos sentábamos a un costado, con miedo de quedar en medio de una pelea y que nos partieran una botella de vidrio en la cabeza. Cuando nos sacaban a bailar, no aceptabamos. Bailabamos entre nosotras. Era el chiste.
En el verano, en cambio, no nos gustaba ir tanto a bailar. Preferíamos pasar la noche en la Cantina de el muelle, tomando toc-tocs, y alternando con noviecitos de verano que teníamos, uno en cada rincón.
Jamás en mi vida fui a bailar a un boliche de zona norte. Sí, de zona sur, a uno de quilmes que se llama Electric Circus. En otra época se nos dio por Temperley, íbamos a La Fábrica y a El Sol, buenos boliches si los hubo. Otra vez terminamos en una bailanta de Berazategui, después de colarnos en una combi de fans del grupo La Marca. Nunca supe el nombre de esa bailanta, tampoco me acuerdo cómo volvimos. Probablemente, a las 8 de la mañana en un colectivo de 3 cifras. Teníamos 17 años.