jueves, 22 de noviembre de 2007

Apuntes

no tengo celular.
cuanto más me insiste mi jefe para que me compre uno, menos ganas me dan.
la gente me dice: "sabés que es lo que no tengo? tu celular".
o directamente dicen: "dame tu celular". Y yo les contestó: No, no tengo. Pero si querés, te doy el número de mi casa.
tengo una teoría: hoy tanta gente tiene celular, que no es necesario que yo tenga uno. Cuando mis amigas me quieren ubicar llaman al celular de mimarido cuando mimarido me quiere ubicar llama al celular de mis amigas.
puedo estar más de diez minutos para escribir un mensaje de texto. miro la pantalla como si fuera miope y aprieto los botonitos como si tuviera alguna discapacidad motriz. además escribo las palabras enteras. nada de k ni de tas.
una vez vi en vivo y en directo cómo al mismísimo Gallo se le estrellaba su celular último modelo (el que ahora tienen todos, él ya lo tenía hace cuatro anios, obbvio) al piso después de caersele de una altura de por lo menos cuatro metros.
hasta hace poco mi papá mantenía mi misma postura rebelde anticelular (odiaba particularmente a los gomas que hablan por celular en la playa), pero un día la tentación fue más fuerte y mientras mostraba su nuevo aparato anunció: "se me cayó un ídolo". quién papi?, le preguntamos. "yo mismo".

12 comentarios:

Anónimo dijo...

yo también odio el celular.

Entretanto dijo...

Me gustaría odiar el celular, y no usarlo. Pero no me sale.

Lou dijo...

yo me resistí durante mucho tiempo. me acuerdo de que mi mamá me regaló uno y yo se lo quise dar a mi papá, pero él no quería saber nada.
ahora mi papá es adicto a su celular, mi mamá tiene dos y yo... bueno, yo prefiero el celular a tener línea fija en mi casa.

eso sí que no me gusta nada.

maresdelsur dijo...

Yo... tengo sentimientos encontrados. Cuando lo tenia, me llamaban mucho, entonces lo odiaba. Ahora en Nueva Zelandia, tengo otro, y nadie me llama. Creo que debe ser debido a mi neurosis. Pero vos mantenete firme NO AL CELULAR

voyeur dijo...

yo también caí. fue por laburo.
terminé comprándome uno con mp3 y radio para poder escuchar música mientras viajo. después, cuando no quiero recibir llamadas (léase: cuando estoy leyendo, cuando estoy en la sala, cuando ceno con amigos, cuando estoy con alguien, cuando me parece) lo apago y listo.

Pol Marías dijo...

Es un instrumento, no conviene extenderlo a conformar estilos de vida, aunque para muchos lo es.
A veces muy útil, otras incómodo, pero puede apagarse cuando uno quiera. Para mi es una paloma mensajera, pero mas efectiva.
Cariños

Kari dijo...

Yo odio el celular
me resistí hasta principios de este año que me regalaron uno y lo uso de reloj
Pero más odio a esa gente que tiene necesidad permanente de estar comunicada, aunque no tenga nada que decir, que viven pendientes de los ring tones, el blue no se cuanto y demases

lo dijo...

botonitos.
qué bien me caés, jade.

Desirée dijo...

Odio el celular. Tengo uno pero contesto sólo cuando tengo ganas, o sea, casi nunca. Y más me molesta cuando la gente se cree con derecho a reclamar: " te llamé mil veces al celular y no te encontré para que´carajo tenés celular?" Como si estuviera a contestarlo cada vez que suena.

Anónimo dijo...

ES TAN NECESARIO...por los msjs hot y porq es un medio q facilita la "trampa"

Jade dijo...

será que no lo necesito para la trampa. y los mensajitos hot los digo en vivo y en directo.

heavygnatius dijo...

pues hay que navegar en el net para encontrar gente que como yo odian el movíl. Fuera del net, tod@s llevan el celu pegado a la oreja