jueves, 29 de abril de 2010

Máximas de modelos



"Por menos de diez mil dolares no me levantó de la cama" (Linda Evangelista, en algún momento de los ´90, cuando era bellísima y tenía toda la impunidad de los 20). Eso es tener real conciencia de lo que el trabajo de una vale. Si no lo pagás, no lo tenés. Lástima que yo por 200 pesos (al cambio de hoy, 50 dólares) ya estoy bañada, vestida y colgada del pasamanos del 29.

¿Debería cobrar más caro? ¿Me lo pagarían? ¿Debería probar? ¿Y si no me levanto de la cama? Casi nunca digo que no a un trabajo. El trabajo no se rechaza, no en este país, no si tuviste 19 años en 1997 y sabés lo que es que no haya un puto laburo ni abajo de las piedras. O que la mejor perspectiva sea un puesto pedorro (y temporario) de recepcionista en una oficina mal iluminada y sin ventanas de la calle Talcahuano (¿por 300 pesos/dólares?). no sí perdiste más tiempo en agencias de trabajos llenando fichas y solicitudes que en trabajos mismos o tuviste que omitir que tenés una hija porque te baja las posibilidades a menos diez,

Así que no. Me quedó esa tara. Al trabajo sí, siempre. Porque no soy Linda Evangelista y porque nunca se sabe cuando va a faltar.

7 comentarios:

AntOch dijo...

Ojala pudiera decir lo mismo que Linda Evangelista!

Blue dijo...

Lo vivo igual. No sé decir que no, tengo esa premisa de que no se le dice que no al trabajo, nunca.
Y por otro lado, ¡qué bueno tenerte de vuelta!

Soy peregrinaperla dijo...

yo soy de las que creen que hay que agradecer tener cultura de trabajo. Las nuevas generaciones, las generaciones del 88 en adelante, están perdidas. No saben lo que es animar fiestas infantiles para pagarte la universidad porque el país se devaluó y tu familia no tiene plata para pagarte los estudios. El trabajo dignifica. una de las pocas verdades absolutas que existen.
un beso, jade.

Mariela alias leti dijo...

También pienso que ojalá pudiera decir lo mismo. Lo que faltan son inversores!

ReinaCoral dijo...

Yo pienso parecido a Soy peregrinaperla, pero le hago una garn salvedad, ojo que la cultura del trabajo a veces se confunde con otras cuestiones y hace perder la visión de otras. Por ejemplo esta bueno que la cultura del trabajo nos marque el valor de lo conseguido con el propio esfuerzo, pero hay mucha gente que se va de mambo y no reclama sus derechos como trabajador, gente que va a laburar con 40 grados de fiebre. Hay mucha gente que piensa que el empleador "le hace un favor", "le da de comer" y eso no es así, es más bien lo contrario el empleado te saca una empresa adelante.
Yo terminé el secundario en el 2002 y me acuerdo que fue la época que en los buzos de egresados se ponía, como un chiste (ja-ja) "egresados 2002 - desocupados 2003, fue un momento muy choto para conseguir laburo. Me re acuerdo de esa incertidumbre, de las charlas que teniamos a veces sobre orientación vocacional, nadie sabía que mierda estudiar para poder tener un trabajo minimamente digo. Yo creo que es algo que marco mucho a mi generación (nací en el 85)

Anónimo dijo...

Difícil q te paguen más, piba, sos malísima escribiendo

Jade dijo...

aha. y vos tenés algún tipo de producción además de comentarios anónimos?