martes, 29 de marzo de 2011

Sunset Park

...y entonces deja de teclear y se vuelve hacia su amiga con una de sus cálidas sonrisas en la cara, no, más que cálida, una sonrisa en cierto modo maternal, no del tipo que a Ellen le dirige su madre, quizás, sino la clase de sonrisa con la que todas las madres deberían mirar a sus hijos, una sonrisa que no es tanto un saludo sino una ofrenda, una bendición".

2 comentarios:

Cassandra Cross dijo...

Bellísimo :-)
(anoche fuimos a Musetta y me acordé mucho de vos)

Jade dijo...

uy tengo re ganas de ir, mi hermano se mudó a la vuelta (dondo yo vivía) y siempre paso.
nos tenemos que cruzar!
te mando un beso enorme