viernes, 27 de abril de 2007

Descubrimiento

he hecho un descubrimiento sobre el papel higiénico. bueno, más que sobre el papel higiénico, sobre las personas. me di cuenta acá en la oficina que cuanto más chiquito va quedando el rollo , menos gasta la gente. sí, exactamente. ninguno quiere ser el infortunado al que le toque usar el último pedacito de papel y verse obligado a caminar los cinco pasos que hay hasta la cocina, sacar un nuevo rollo del armario y ponerlo en el ¿portapapelhigienico?

5 comentarios:

Mariana dijo...

En casa no pasa. Lo que sí pasa es que siempre soy yo la única que cambia el rollo. SIEMPRE me encuentro con el maldito tubito blanco vacío.



Welcome back.

Danixa dijo...

Es de noche, tarde, en casa no hay papel higienico, se acabó y me olvidé de ir a comprar.

Feo momento.

mer dijo...

HOLA JADE! Qué bueno que hayas vuelto :D

Justo ayer reflexionaba sobre lo mismo: mis hermanos con tal de no cambiar el rollo dejan el tubito de cartón con UNA hojita de papel, y encima una de esas que se rompen al sacarlas porque están pegadas. Me da una bronca inexplicable.

Conz dijo...

yo me llevo muy mal con el rollo de papel MUUUUUUUUUY mal

Matías dijo...

Esas pequeñas cosas...

entretanto