miércoles, 23 de enero de 2008

Sagitario+Sagitario

El caso es que no puedo escribir largo. se me pegó twitter. hoy iba a poner "soy muy mala pidiendo aumento de sueldo. Necesito un representante", pero no, eso es muy circunstancial, muy del día. Las cosas que tengo que escribir son las que vienen dando vueltas hace meses o años. Como la noche en que él se fue de casa después de una discusión, que no parecía ser diferente a muchas tantas otras, pero que terminó siendolo. Ella lo echó. "te vas, TE VAS", le dijo. y ni uno de nosotros amagó a hacer nada.
La noche, quizas un viernes, seguro primavera, estaba horrible. Papá agarró su bici del garage, salió por Independencia y después pedaleó 35 kilómetros por la Richeri con una tormenta encima. Antes de llegar a Ezeiza se cayó en el asfalto y se raspó. Entonces pensó "se terminó. Ahora sí que se terminó". Uno busca por años formas de separarse; quiere, pero no quiere; quiere, pero no se anima; quiere, pero los hijos, y una noche, después de una discusión que parecía igual a todas las demás, sucede.

Así, tal cual se lo conté el otro día a mi jefe con el que no sé negociar mi aumento de sueldo, fue la última noche bajo el mismo techo de un matrimonio que duró 25 años, tuvo 6 hijos y varias casas y autos, y perros y gatos y viajes. Un matrimonio de muchos besos al comienzo y casi ninguno que yo recuerde en el final.

11 comentarios:

jb dijo...

ese es el miedo de siempre, supongo. que una discusión que parece una más, sea la última.

a mí mi novio anterior me dejó así...

tal vez igual y sí necesitás un representante.

beso

Lou dijo...

No sé si importa tanto escribirlo como escribirlo así.

¿Ves? La manera de contar algo también tiene tiempo de maduración. Como el hartazgo.

Beso
(y ay cómo quisiera yo también un representante...)

Roedor dijo...

Sí, eso es cierto.

Hay días en que se parte el universo, y nada. El día menos pensado, el detalle más nimio, y el piso realmente se quiebra bajo los pies. Doy fe.

Vaya y digalé al jefe: yo quiero ganar más guita porque soy linda, sé escribir y vos no.

No le garantizo éxito, pero que será un "buen momento", qué duda cabe.

Kari dijo...

uff es así, como un día, que parece igual a todos te cambia la vida y sin que te des cuenta.
Lo del jefe, me sumo al club de las ineptas para pedir aumento, lo peor es que cuando salgo se me ocurren todas las respuesta brillantes que deberia haber dicho para que me lo den!

MalaGata dijo...

Adhiero a Lou, el tiempo de maduración de todos... que a veces de arrebatados lo queremos apurar y entonces vienen los errores.
O no.

No me ofrezco como representante porque para las palabras me llevás mucha mucha ventaja!:)

MG

Desirée dijo...

Es que hay un momento en que las cosas se acomodan, y ya no hay vuelta atrás.
Tema aumento, encaralo por el lado de la plusvalía :)

uruguaya dijo...

me ofrezco como representante. siempre consigo para otros lo que no me sale para mí!

Anónimo dijo...

encara a tu jefe y pedi el aumento que seguramente te mereces porque escribis muy bien. es dificil, pero despues de la primera vez, ya todo es mas facil ...
beso

Rodrigo dijo...

Hey, gracias por el link!

Le tengo que decir a mi chica que escriba así pone el toque femenino...

saludos.

Nat dijo...

Recien ahora te descubro y resulta que te tomaste vacaciones del blog????
Bueno volve, si?

mat dijo...

uh.