jueves, 4 de octubre de 2007

hoy de hecho es un día de terrible mal humor porque además de tener el pelo grasoso, me olvidé de tomar la pastilla y me indispuse antes de tiempo y no hay nadie en la oficina y entonces tengo que hacer cosas que me ponen de peor humor como bajar a buscar una factura de los tipos de la moto, firmar recibos, dar datos para que llenen facturas y mañana encima tengo que ir al anses para preguntar porque no me están pagando por los hijos si yo tengo dos y encima estoy escribiendo como el orto y el cuento que llevé al taller fue horrible aunque me intentaran dar ánimo yo sé que es una mierda y de hecho ya lo tiré a la basura. y tantas otras cosas más. hoy estoy rebelada contra la adultez. todo era mucho más facil cuando lo que más me preocupaba en el día era que mis amigas de la cuadra no estuvieran en penitencia así les tocaba la puerta y salíamos a jugar a la vereda para practicar toda la tarde en la entrada del garage de Malvina las coreografías de la Ola de Fiesta. mi otra preocupación era convencerlas de que yo tenía que ser Flavia Palmiero.

3 comentarios:

Lou dijo...

mal día.
lo bueno es que pasa.
la solución para el pelo es escaparte media hora y que te lo laven en una peluquería. lo he hecho alguna vez que se cortó la luz.
un beso
y aguante que falta menos para que mañana sea otro día.

Lala dijo...

Pensá: peor sería ser el tipo adentro del disfraz de Pelín un día de calor y humedad y con el pelo así.

Roedor dijo...

Es notable que una conjunción de contrariedades la hayan mandado tan lejos en el tiempo, yéid.

¿No probó con un helado de tiramisú y frutos del bosque?

Es más sencillo y barato que el analista, mi vida.